Mail Pilot lo vuelve a intentar con el lanzamiento de la versión 2.0


Después de mucho tiempo en el que la app nativa de correo de Apple era la única que se podía utilizar para gestionar nuestro correo, la apertura a aplicaciones de terceros permitió la llegada de múltiples alternativas, cada una con sus características propias, tanto a nivel estético como, sobre todo, funcional. De hecho, es probable que junto con las aplicaciones meteorológicas y las de gestión de tareas, la categoría de clientes de correo sea una de las que más opciones ofrece en la App Store. Y, además, con novedades constantes.

Pantalla inicial

Si hace unos días analizábamos el lanzamiento de Outlook para iOS (en realidad, relanzamiento, puesto que se trata de la antigua app Accompli con un nuevo nombre), ahora le toca el turno a Mail Pilot,

Esta aplicación tampoco es nueva. Después de un proyecto de financiación vía Kickstarter, Mail Pilot llegó a la App Store en abril de 2013. Con un enfoque común a otras herramientas similares, la app transforma el buzón de entrada en una lista de tareas a realizar. Todo ello apoyado en un uso inteligente de los gestos en pantalla para marcar un correo como tratado, borrarlo o retrasar su tratamiento para una fecha posterior. Algo que en 2013 sonaba novedoso pero que, hoy en día, es bastante habitual. Incluso en la aplicación nativa de Apple.

El problema es que la implementación que hizo Mail Pilot de estas funcionalidades no era demasiado fluida. Fallos en la interfaz gráfica y, sobre todo, en las notificaciones Push (un punto que, como veremos posteriormente, sigue sin solucionarse completamente) hicieron que la aplicación se quedase a medio camino, sin alcanzar el éxito esperado. Tanto es así que hace ya meses que Mindsense, la empresa desarrolladora, anunció que estaba trabajando en la versión 2.0 para corregir estos problemas.

Ayer llegó esta actualización a la App Store, en oferta inicial de lanzamiento. Aun así, su precio sigue siendo elevado (7,99 €), por lo que es mejor tener claro si la aplicación cumple nuestras espectativas antes de realizar el desembolso.

Configuración inicial

Al tratar nuestros correos como tareas, el objetivo fundamental de Mail Pilot es ayudarnos a conseguir el famoso inbox zero, es decir, que no tengamos nada pendiente de tratar en el buzón de entrada.

La configuración inicial es muy sencilla. En la primera pantalla, una vez vista la guía con el repaso a las novedades, podremos dar de alta nuestras cuentas de correo. Si este paso ya lo hemos hecho en otro dispositivo (iPad, iPhone o Mac), basta con activar la sincronización vía iCloud para que la configuración se propague al resto de equipos.

Gestos táctiles

Donde Mail Pilot destaca es en la utilización de gestos táctiles para acelerar la forma en la que gestionamos los correos. Si arrastramos el mensaje hacia la izquierda, éste pasa a finalizado. Si lo hacemos hacia la derecha, retrasamos su tratamiento, pudiendo determinar el tiempo arrastrando más o menos distancia.

Además, podemos borrar el mensaje directamente si lo desplazamos hacia abajo, o descartar temporalmente si lo llevamos hacia la parte superior de la pantalla. Todos estos gestos ofrecen bastante flexibilidad, de forma que no tenemos que mover un mensaje en línea recta en una de las cuatro direcciones, sino que basta con empujarlo hacia uno de los cuatro lados para disparar la acción correspondiente.

Pantalla gestos

Mail Pilot utiliza pocos menús. Básicamente, los ajustes (accesibles desde la rueda dentada en la esquina superior derecha) y los propios de la gestión del correo (desplazando el texto inbox hacia abajo). Este segundo es el que nos puede causar más problemas por su proximidad a la parte superior de la pantalla, lo que hace que muchas veces abramos el centro de notificaciones por error.

Hay un tercer menú, accesible desde el botón Move que aparece en la parte superior derecha de cada mensaje. Si lo abrimos, nos parecerán las opciones: mover a una carpeta, borrar, añadir a una lista, recordar, posponer y marcar como completado.

Menú mover

En este menú veremos las diferentes categorizaciones del correo (completado, pospuesto, enviado, borrado), la búsqueda, el calendario (se sincroniza con el del sistema) y las listas.

Listas

Mail Pilot nos permite crear listas que actúan como buzones unificados, incorporando correos de diferentes cuentas. Un concepto interesante pero con algunos problemas de sincronización. En nuestras pruebas ha sido necesario cerrar la aplicación y volver a abrirla para poder acceder al contenido de una lista que acabábamos de crear.

Lista

Borradores

Otro de los puntos fuertes de Mail Pilot es el tratamiento de los borradores. Como en casi todas las demás herramientas de correo, en cuanto empezamos a escribir un mensaje, ya sea nuevo o como respuesta a otro recibido, se crea un borrador. Si al final preferimos no enviarlo, un simple gesto táctil (arrastrar la cabecera del mensaje hacia abajo) permite cerrarlo sin mandarlo. Posteriormente podremos acceder a estos borradores no enviados y borrarlos o recuperarlo.

Borradores

También es muy cómodo adjuntar documentos, ya sean fotos (desde el carrete o la cámara), iCloud o alguno de los servicios de almacenamiento en la nube disponibles.

Acceso nube

Notificaciones

Una de las principales carencias de Mail Pilot es la ausencia de notificaciones Push. Como hemos comentado anteriormente, ya en la primera versión de la app su funcionamiento era bastante defectuoso.

Lo que la aplicación ofrece es un sistema de recuperación de mensajes en segundo plano que hay que activar desde los ajustes. Este proceso se lanza cuando el sistema considera que es mejor para no afectar demasiado al consumo de batería y de datos de red. También aprende de nuestro uso de la app. Sin embargo, si estamos acostumbrados a (y queremos) recibir notificaciones cada vez que nos llega un correo, es posible que Mail Pilot no sea la herramienta que estamos buscando.

También para Mac

Una baza interesante de Mail Pilot frente a otras herramientas para la gestión de correo es que se trata de una aplicación multiplataforma, con versión para iOS y OS X. Esta última también se ha actualizado (versión 1.2) y ha rebajado temporalmente su precio hasta los 14,99 euros.

La versión para Mac mantiene la misma filosofía que en iOS, con gestos táctiles (sobre el trackpad) para procesar los correos y accesos directos en pantalla para borrar, archivar, marcar como tratado o retrasar la revisión de un correo. Las similitudes se reflejan también en la interfaz, con un diseño limpio y mucho más claro que otras alternativas.

Mail Pilot para OS X está disponible en la Mac App Store (enlace iTunes) al precio en oferta de lanzamiento de 14,99 €.

Lo mejor

  • Interfaz sencilla y, salvo alguna excepción, bien diseñada
  • Gestos táctiles
  • Integración con OS X
  • Soporte para iCloud Drive y la mayoría de servicios de almacenamiento en la nube
  • Organización integrada de correos de diferentes cuentas
  • Soporte para cuentas IMAP
  • Seguridad (los correos y la información de nuestras cuentas se almacena en el dispositivo, no en los servidores de Mail Pilot)
  • Gestión de borradores

Lo peor

  • Sin duda, el precio. 15 euros (aunque en enero bajó a 10 y ahora, como oferta de lanzamiento, se puede descargar por 8 €) nos parece un desembolso excesivo.
  • No dispone de notificaciones Push
  • El acceso a las opciones desde el menú inbox
  • No es compatible con cuentas POP o cuentas Exchange que no tengan habilitado IMAP
  • Solo está disponible en inglés

Mail Pilot está disponible como aplicación universal en la App Store (enlace iTunes) al precio de 7,99 € como oferta inicial de lanzamiento

Anterior 8 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (06-feb-15)
Siguiente ¡Ofertón! Evernote, Pocket, Wunderlist, LastPass y Dropbox al 70% de descuento por tiempo limitado

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *