Angela Ahrendts sigue dando que hablar a punto de ponerse a la venta el Apple Watch


A la anécdota de ayer acerca de las colas en las tiendas físicas (que ha dado lugar a muchos comentarios negativos por parte de clientes), se están sumando nuevos dimes y diretes relativos a la VP de retail y online de la compañía, y más concretamente por el Apple Watch, que está a puntito de ponerse a la venta, y que está dejando un reguero de tinta electrónica tras de sí.

angela-ahrendts

Junto a la orden de que sólo podrá reservarse un reloj por cliente se ha unido que posiblemente en las tiendas no habrá stock suficiente para cubrir la demanda de posibles clientes que quieran pasarse por las tiendas a comprar el suyo, y se ha dado orden a su vez de que sólo se puedan hacer reservas online. Lo que dicho en llano viene a significar que posiblemente haya rotura de stock en muchas tiendas (teniendo en cuenta que, además, sólo se venderán inicialmente en pocos países, a saber: EEUU, Gran Bretaña, Australia, Francia, China, Canadá, Hong Kong, Japón y Alemania. Además, los modelos de lujo se podrán adquirir en unas pocas boutiques realizadas al efecto en París, Londres, Los Ángeles, Berlín y Tokyo a partir del día 24 de abril).

Todo esto parece dar la impresión de que no han podido fabricar suficientes unidades y distribuirlas adecuadamente (al menos para los que ellos esperan vender), y este revuelo parece ser un intento de tapar el asunto con el memorándum de ayer y dando orden de que sólo se pueda reservar online, y uno solo por cliente. Da la impresión de que está existiendo una seria imprevisión por parte de la logística de Apple en la salida del producto más polémico de la compañía desde el iPhone. Mañana cuando esté en las tiendas para probar y para pre-reserva lo sabremos de fijo, pero todo apunta a que el culebrón continuará.

Para rematar la sucesión de noticias relativas a la VP senior, se ha sabido que ha decidido vender hasta 6 millones de dólares en participaciones de la empresa, de los 73 millones que le fueron concedidos por su contratación y salida de Burberry (y que ella dejó de percibir ya que los tenía apalabrados en su anterior empresa). Según se ha dado a entender, tendría que ver con el pago de impuestos, pero no deja de llamar la atención que esta operación haya sido realizada a instantes de salir el nuevo iGadget más famoso de Apple.

Anterior Se filtra un vídeo de la carcasa del próximo iPad mini 4 [Rumor]
Siguiente 10 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (9-abril-15)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *