Oracle acusa a Google de “destruir” el mercado de Java

Los grandes pleitos de las multinacionales a veces toman derroteros extraños y este parece uno de ellos: Oracle, la propietaria actual de Java, acusa a Google de haber “destruido” el mercado móvil de Java con sus violaciones de Copyright. Como veremos a continuación, esta afirmación parece extraña pero en realidad no lo es tanto.

En 2005 parecían bastante amigo estos dos...

En 2005 parecían bastante amigos estos dos…

En un anterior artículo de “No sólo Apple”, comentábamos que Oracle lleva desde prácticamente 2010 amenazando a todo el mundo, pero especialmente a Google, con comerse su parte del pastel. Pero ahora mismo, es Google la única que tiene realmente las manos en la masa de Java, ya que Android, su sistema para dispositivos móviles, es hoy por hoy el formato de Java omnipresente a todos los niveles en la tecnología de usuario de calle o también llamado mercado retail, y por ahí van los tiros de Oracle.

Primero hay que entender que Java no es un lenguaje de programación, si no un producto. Generalmente los lenguajes de programación suelen ser entidades libres (con excepción de los lenguajes privados de algunas empresas para sus propios sistemas, que ocasionalmente licencian a otras pero de forma muy estricta para que no haya fugas de copyright) que terminan extendiéndose por todos sitios y usados por una mayoría de programadores, y debido a fallos estratégicos de Sun Microsystems en sus inicios (allá a finales de los 90), lo que tenía que haber sido un producto como Windows o iOS, se terminó convirtiendo en un sistema tan ampliamente extendido que todo el mundo quería usarlo como se usan el resto de lenguajes. Pero claro, eso no entraba en los planes del “producto” Java. No, no me equivoco comparándolo con Windows o iOS, ya que el plan de Sun era usarlo, literalmente, como un sistema operativo ubicuo y extendido por todo el mercado tecnológico presente y futuro.

Oracle acusa a Google de haber roto el mercado Java con Android. Al ser el sistema operativo más difundido para móviles y tablets, y al haber publicado “su” Java como “open source”, muchas de las APIs estratégicas del fabricante han quedado al descubierto, impidiendo su avance en otros productos alternativos. Lo que desde la lógica de mercado, en realidad es cierto. El problema es que desde el punto de vista del usuario esto no parece tener ningún sentido. Java en móviles nunca tuvo una predominancia real. Sí, se uso en Symbian para intentar introducir apps Java pero sin mucho éxito, y al final, como con los applets, la cosa no pasó de algunos juegos y poco más. Reconozcamos que Google le ha dado a Java el hálito de vida que necesitaba, porque si no hubiera sido por la relevancia de Android en el mercado, este lenguaje ahora mismo estaría recluido en los desarrollos de empresa y proyectos como los de Apache, y poco más. Así que sí, Oracle tiene razón acusando a Google de haber destruido su producto, pero también tiene que darle las gracias por haber alargado su vida útil unos cuantos años más. A cada uno lo suyo. El problema es que, si esta acusación llega a término, puede suponer un duro revés para Google, ya que legalmente, como hemos dicho otras veces, Oracle tiene razón. Y eso puede ser un problema mayúsculo para el mercado móvil (el de Android, claro).

Vía: ComputerWorld

PD: lo del copyright confunde bastante, la verdad… Aquí lo llamamos “derechos de autor”, pero en inglés es mucho más orientativo, especialmente para este caso: literalmente, copyright son “derechos de copia”, es decir, tener la posibilidad de generar contenidos idénticos o ligeramente modificados de una obra para beneficio propio. Así se entiende la acusación que Oracle lleva ejerciendo desde 2012 contra Google, ya que Google ha “copiado” (literalmente) el producto de Oracle y lo ha usado sin permiso (la copia o la modificación de la misma). Cosas de la semántica.

Deja tu comentario

*