Por qué he decidido comprar los auriculares AirPods


airpods-2

Los auriculares AirPods llamaron mucho la atención en su presentación, dando lugar a muchas críticas. Mucho se dijo sobre que eran feos, que se perderían por no tener cable alguno, que eran caros… En una cosa sí coincido, Apple aquí se ha saltado un poco su estilo y ha priorizado la función a la forma. Porque feos son. Tela de feos en mi opinión. Yo me los he pedido de Reyes y estoy bastante seguro de que me veré bastante ridículo con esos palos blancos saliendo de las orejas. Sin embargo, son varios los motivos que me han animado a comprármelos (perdón, a pedírselos a sus reales majestades).

En primer lugar no soy un usuario profesional. Mucho he leído sobre calidad de sonido de unos y otros auriculares, que si los graves y los agudos y demás. Yo no estoy en ese grupo de usuarios. Yo quiero los auriculares para escuchar mis podcasts favoritos y la música Spotify (en calidad normal, no me como la cabeza). Eso no significa que no me importe nada. Me gusta escuchar la música con calidad, y que la batería de Manowar retumbe correctamente en mis oídos cuando trabajo con el Mac. Pero no soy de los que se gastan un dineral en auriculares para ello.

¿Entonces por qué te compras los AirPods, si todo el mundo dice que son tan caros? Pues precisamente porque creo que no lo son. Cuando vi lo que costaban dije “qué pasada”. 180 pavos por quitarle el cablecito a los mismos auriculares. Pero después investigué un poco y me enteré de que cualquier alternativa parecida tiene costes similares o incluso superiores. Por ejemplo, aquí tienes un post de Eduardo Archanco con alternativas que son, todas, más caras que los Airpods. Y encima no lo mejoran especialmente en nada.

No me cuentes rollos, seguro que hay opciones más baratas a los AirPods. Claro que las hay, pero creo que los auriculares de Apple son “más inalámbricos” que ellas. Muchos competidores optan por unir con cables los auriculares de cada oreja y eso me vuelve a llevar a la mierda de llevar un cable ensuciándose y retorciéndose en el bolso. Apple en cambio ha elegido poner un chip W1 que se encarga de sincronizar el audio entre ambos y con el equipo emisor.

Adicionalmente, los Airpods tienen varias funciones que me encantan. Os pongo algunas a modo de ejemplo:

  • Se puede usar un solo auricular, de verdad: los Airpods tienen un sensor que sabe cuándo te los pones. Si te quitas uno de la oreja inmediatamente cambia el sonido de estéreo a mono por el único auricular en uso. Nada de desperdiciar batería en el otro. Se acabó escuchar la música a medias. Esto para mí es mu valioso, puesto que muchas veces trabajo con un solo auricular para no aislarme del todo del entorno (ya sabes, por si la niña grita o lo que sea).
  • Sincronización perfecta con el iPhone: esto es un poco trampa, pero era previsible. Los AirPods se instalan en un momento, sin hacer casi nada. Y una vez los enlazas ya pueden funcionar con iPad y Watch bajo el mismo ID de Apple. Esta facilidad, tan propia de Apple, no la puede tener en la vida un competidor.
  • Micrófono integrado: hacer y recibir llamadas sin perder tiempo, muy útil para mí que detesto perder tiempo o despistarme cuando trabajo.
  • Siri integrado: con un toquecito puedes llamar a Siri y acceder a montones de funciones sin , realizar llamadas
  • Autonomía: voy por la vida cargando iPhone, iPad, Mac y Watch. Así que ya te digo yo que para mí es importante no esclavizarme aún más con otro cacharro tecnológico más. Por eso valoro que los auriculares puedan funcionar 5 horas seguidas y hasta 24h con la batería añadida del estuche que traen.

airpods-estuche

Por último, como no me gusta ser conejillo de indias de Apple, he preferido esperar a las primeras reviews de quienes los han comprado. Y están siendo enormemente positivas. La calidad de sonido supera con creces las expectativas que se tenían. No se caen cuando corres, pese a las muchas bromas que se hicieron al respecto. Son cómodos y la batería dura lo que promete. Incluso los que criticaban duramente los AirPods en su presentación empiezan ya a retractarse y a reconocer a regañadientes que son mejores de lo que parecían. En definitiva, los AirPods son un producto muy bueno. Cuesta una pasta, sí, pero mi idea es que me duren muchos años, como casi todas las cosas de Apple que compro (mi Mac tiene 3 años y está completamente nuevo).

Lo único malo será el palito blanco, el maldito palito blanco que sale de la oreja. Mirad cómo le quedan a Scott Stein y reconocedme que bonitos no quedan precisamente.

airpods

Por cierto, Tim Cook dijo públicamente ayer que los AirPods han tenido un “éxito arrollador“. Una buena señal que indica que los clientes van a un ritmo diferente que los críticos y muchos de los que escribimos en blogs. Cuando me lleguen y los pruebe os contaré cómo me han ido. Espero acertar en la compra.

Anterior 6 apps gratis por tiempo limitado para iOS (28-diciembre-16)
Siguiente Wallpaper de la semana #153: Happy New Blue Year

2 Comentarios

  1. Gilberto Izaguirre
    30 de Diciembre, 2016
    Responder

    A mi no me terminan de convencer. Demasiado caros a mi forma de verlos. Tengo unos beats inalámbricos que me costaron $1200 mexicanos y suenan bastante bien.

  2. jj santos
    31 de Diciembre, 2016
    Responder

    cunado te lleguen a lo mejor los pillo, pero antes prefiero que seas tu el conejillo de indias. jejejeje!!

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *