No sólo Apple XXIX: Steve Jobs, el hombre tras la máscara.

Steve Jobs falleció el 5 de octubre de 2011, como sabemos, de un cáncer que le estuvo minando la salud al menos desde 2001 que se sepa (posiblemente antes), en una agónica lucha como suelen ser estos lances del destino para todos. Evidentemente volver a hablar de esto es innecesario, ya se ha dicho mucho y cinco años más tarde, lo que quería plantear aquí es otra cosa: ¿qué mueve a un individuo a crear un imperio de la nada? ¿Realmente fue así? ¿Cómo fueron esos primeros años? Vamos a intentar superar el mito para encontrar lo realmente importante: al hombre tras la persona de Steve Jobs.

No se trata de intentar biografiar una vida como la suya en unas pocas líneas, lo que es absurdo. Se trata más bien de un conjunto de impresiones o conclusiones que he ido extrayendo a medida que iba afinando mi conocimiento sobre este asunto y lo que hay alrededor. Siempre me ha gustado escarbar en la historia tecnológica y qué duda cabe la importancia de sujetos como Jobs es fundamental para entender esa historia y su entorno. Cosas como que él y Wozniak desarrollaron el primer Arkanoid o que Apple desarrolló la primera impresora láser comercial junto con Adobe (empresa que estuvieron a punto de comprar, con lo que la historia no sería ni de lejos como es) son detalles que habitualmente se escapan a la mayoría. [Seguir leyendo…]

No sólo Apple XIII: NeXT y la World Wide Web

Apple ha tenido una influencia decisiva en la industria, pero aquí recordamos a los que han colaborado de forma decisiva al mundo tecnológico en el que vivimos fuera del “jardín vallado”. Esta sección aparecerá a las 9:41 am, hora del pacífico, como nuestra sección “One More Jobs” (pulsa aquí para saber por qué).

El pasado 26 de febrero se cumplieron 25 años de la presentación del primer navegador web de la historia, desarrollado por Sir Tim Berners-Lee en su laboratorio del CERN, dando lugar a la revolución en el mundo informativo y comunicativo más importante desde la imprenta de Gutenberg. En estas últimas décadas, la WWW se ha convertido en el medio de comunicación más importante de nuestro tiempo, cambiando incluso los paradigmas sociales y culturales. Pues bien, las famosas WWW de la web provienen del nombre del primer navegador web de la historia: el World-Wide Web. Así se llamaba, y fue desarrollado inicialmente por Berners-Lee y sus compañeros de laboratorio en una máquina poco conocida incluso entonces pero muy utilizada en entornos de red y académicos: la NeXTcube de NeXT, la empresa que fundó Steve Jobs al ser expulsado de Apple.

El primer servidor web de la historia (con su aviso: "!NO APAGAR, ES UN SERVIDOR!")

El primer servidor web de la historia (con su aviso: “!NO APAGAR, ES UN SERVIDOR!”)

El de hoy no va a ser el típico artículo de retrospectiva, aunque de los desarrollos realizados en Next se derivaron los que después serían buques insignia de Apple a la vuelta del amigo Jobs a las trincheras de la manzana: Objective-C (hasta hace un año, el lenguaje de referencia en la multinacional) y OS X, que heredó no sólo su estructura Unix, sino otros muchos conceptos de NeXTSTEP, el sistema operativo desarrollado para las máquinas de la empresa. Aunque NeXT estaba tan de capa caída como Apple cuando en 1997 todo volvió a empezar, realmente podemos decir que su tecnología revitalizó a una Apple casi en quiebra, extendiendo su herencia no sólo a OS X, sino a iOS y todo el resto del software que conocemos. Y aunque por accidente y de manera totalmente sorpresiva, también la WWW le debe su naturaleza inicial a como estaban organizados y programados esos sistemas que se pergeñaron en los laboratorios del acelerador de partículas más grande del mundo, en Suiza. [Seguir leyendo…]

7 fotos raras de Steve Jobs de la época en que fue despedido de Apple

Tengo el convencimiento personal de que Steve Jobs pasará a la historia como uno de los grandes genios de la humanidad, a la altura de importantes humanistas como Leonardo da Vinci. Un hombre extraordinario, capaz de innovar y liderar cambios revolucionarios en industrias enormemente dispares como la música, el cine, los ordenadores, internet, los teléfonos o la prensa escrita.

Jobs foto 1

No todo fueron éxitos y rosas en su camino, sin embargo. Uno de sus más sonoros fracasos fue el ser despedido de Apple, la compañía que él mismo había fundado años atrás. Aquello ocurrió en 1985 y, lejos de sumirse en una depresión autocomplaciente, Jobs reconoció más tarde que aquel contratiempo le permitió zambullirse en el periodo más creativo de su vida. En 1986 compró una empresa de producción de gráficos por ordenador por 10 millones de dólares. La rebautizó como Pixar y, tras éxitos increíbles de taquilla (Toy Story, Monsters SA, Buscando a Nemo…), la vendió a Disney por 7.400 millones de dólares.
[Seguir leyendo…]