No sólo Apple XLVI: I have an Apple…

ppap-6

Es el meme del año, de momento… El artista japonés Piko Taro lanzó su “éxito” el 7 de diciembre y se ha vitalizado tanto que se considera el nuevo “Gangnam Style” del 2017. “PPAP” es sin duda una ¿canción? que está consiguiendo que millones de personas hagan el tonto con un lápiz, una piña y… Sí, una manzana.

Alguno se preguntará porque escribir en este blog un artículo sobre este tema… Bueno, es que no es sobre la canción sobre lo que quiero escribir, sino sobre su relación con la antedicha “Gangnam Style”, los coreanos, los de Cupertino y como con estos mimbres puedes conseguir mover a millones de personas para que tarareen semejante engendro. Porque sí, es pegadiza la jodida.

Hace un par de años el mundo se asaltaba con el mega-hit “Gangnam Style”, del rapero coreano Psy. Un megabombazo de esos que no entiendes bien porqué pasan (muy al estilo de la “Macarena” de “Los del Río”, pero aún más incomprensible) que inundó durante un año al menos los charts de las radios y, por supuesto, Youtube, alcanzando cifras estratosféricas de visualizaciones sólo del video original. Aún estamos intentando desenganchar a nuestro sobrino de 5 años del fastidioso runrún y del bailecito del caballito (esto lo entenderán bien los que tengan niños). Pero si rebuscamos un poco más, encontramos que detrás de la cancioncita de marras estaban el gobierno coreano (con un muy legítimo interés de dar visibilidad a su país de cara al turismo fundamentalmente), y grandes empresas como Samsung lo usaron hasta aburrir en sus campañas promocionales (hay fuertes sospechas de que están detrás del fenómeno). Lamentablemente no les salió muy bien: dos años después la gente sigue sin estar interesada en Corea del Sur y Psy ha pasado sin pena ni gloria en occidente de lo más alto a no recordarlo nadie en la calle. Así es el éxito.

PPAP1

Los memes no se han hecho esperar… Y sí, el más obvio… ¿Por qué será?

Y ahora le toca el turno a Japón. En este caso todavía está por ver si hay una campaña de marketing detrás o simplemente es que el hombre este ha caído en gracia y de ahí todo el follón… El mundo artístico japonés es muy peculiar y llama mucho la atención en occidente. A los japoneses no les importa mucho hacer el ridículo (desde un punto de vista festivo) en los medios (al contrario que en Corea, donde todo es mucho más formal), y este es un punto que quiero recalcar: si nos fijamos en ambos vídeos, en uno vemos una producción y factura bastante elevados (exteriores, coreografía, extras, etc…), mientras que en el otro no vemos más que un fondo blanco brillante y una infografía sobre el artista. Y con esos polvos tenemos estos lodos: con una mínima inversión están consiguiendo un efecto tremendamente parecido al caso coreano, mucho más costoso y complejo de crear y llevar a cabo. También es verdad que Japón es un viejo conocido de occidente y en España por ejemplo siempre han sido un pueblo que ha caído bien, y todo eso ayuda mucho (y además es mutuo).

Pero quiero lanzar mi propia teoría de la conspiración: ¿y si esto no es más que una bien urdida y genialmente programada operación de marketing de Apple Japón para promocionar su producto sin que se note? Sí, llamadme paranoico, pero… ¿Y si lo es? En la canción aparece la palabra “apple” tanto por separado como en palabras compuestas más que cualquiera de las otras palabras de la canción. Incluso la combinación “Apple Pen” puede ser una referencia directa al cacharrico que podemos usar en el iPad Pro para dibujar y tal… A esto se le llama publicidad subliminal. Sea cierto o no, Apple por supuesto no va a admitirlo, pero esto es como esos apagones de fin de semana que hay en algunas grandes ciudades: nueve meses más tarde hay un montón de nuevos urbanitas llorando y correteando por la gran ciudad. Así que avisaos estáis: si dentro de un año el mercado de Apple ha crecido un 10% así porque sí, lo mismo ya sabéis porqué ha podido ser…

PD: por cierto, no viene al caso, pero Samsung podría montar una factoría en EEUU en lo que podría ser un claro caso de “Trumpitis” que les ha dado a muchos empresarios… Pero hasta ahora eran norteamericanos. Sería el primer caso de empresa extranjera que intentaría aprovechar los posibles beneficios fiscales para establecerse en el país yanki… El mundo parece estar volviéndose del revés, ¿verdad?

Deja tu comentario

*