Error 53: ¿problema o solución?


El equilibrio entre libertad y seguridad siempre ha sido confuso y difuso. Como decía Benjamin Franklin, los pueblos que piden seguridad por encima de libertad no tendrán ni una ni otra, y perderán ambas. Los aparatos de Apple siempre han hecho una gran incidencia en la seguridad, y también han dado mucha más libertad de lo que muchos críticos aseguran, pero a veces no se puede tener las dos cosas a la vez, y esto es lo que parece que ha ocurrido con una noticia que ha saltado a la palestra este fin de semana: el error 53.

iphone-cracked

Publicidad

Al parecer, un fotógrafo que tuvo la mala suerte de estar cubriendo noticias en Macedonia, al norte de Grecia, y que en esos momentos su iPhone 6 sufriera un accidente que, entre otras cosas, rompió su botón de inicio. Uno de los elementos más delicados del teléfono, todo sea dicho de paso, tanto por su tecnología como por la seguridad que aporta. Al parecer, este buen señor lo llevó a arreglar a unos técnicos del país balcánico (en este país no hay Apple Stores) y tras actualizar el dispositivo más tarde, su teléfono se quedó «frito» con un «Error 53» que lo ha dejado inusable. Una desgracia, desde luego, y que tiene que cabrear mucho.

Pero se están cargando las tintas contra Apple y, probablemente, su responsabilidad sea menor de lo que se está diciendo. No quiero iniciar un alegato de defensa de la empresa, con la que no me relaciona nada más allá de los aparatos que les he adquirido estos últimos años, pero el problema, como siempre, es de perspectiva, y si nos quedamos en lo meramente superficial, estaremos ahorcando al culpable equivocado. Se acusa a Apple de «romper» (ya que es inaccesible de ninguna forma, incluso por ellos mismos) el teléfono al detectar el cambio de pieza (esto me lleva a pensar que puede no ser buena idea cambiar la memoria del teléfono…). Esto puede considerarse una intromisión en un aparato personal, pero no seamos más papistas que el papa: Apple lleva bloqueando teléfonos con jailbreak desde hace no sé los años, y aunque se le ha criticado mucho, está en su derecho, ya que es una violación del contenido del teléfono, que por cierto, es de su propiedad (el software).

En este caso es una pieza de hardware la que se ha cambiado. Todos sabemos que Apple es muy suya con el hardware, y puede achacarse a un afán porque todos pasemos por «su caja» para hacer cambios, pero lo que no nos paramos a pensar en nuestro fervor es que eso no es criticable. Nos guste o no. Apple fabrica sus teléfonos, les pone su sistema y tiene una red de tiendas por (casi) todo el mundo con la sana intención de hacer negocio. Es decir, que tu compres su aparato y les pagues por ello. No veo porque es criticable que quieran reparar su propios teléfonos y, obviamente, cobrar por ello. La medida de seguridad como tal no tiene afán recaudador: existe para evitar que nadie pueda acceder por manipulación del aparato, bien por software o por hardware, al contenido del teléfono. Para eso se creó el botón de inicio del iPhone 5s/6/6s, que al ser un detector de huellas genera un nivel de seguridad mayor. Si se permite la manipulación, en la práctica es irrelevante poner tantas medidas de seguridad porque no servirán para nada. Ellos consideran que el cambio por parte de un técnico no de Apple es una manipulación (lo que no deja de ser cierto desde su perspectiva) y por tanto el teléfono se bloquea. Como si te lo hubieran robado. Puede parecer drástico (y lo es, tal vez la medida podría ser menos radical, que duda cabe), pero nadie estamos en disposición moral o ética de criticar una actitud como esta. Especialmente si te conviene porque, por ejemplo, te han robado el teléfono y tienes información importante en tu aparato que no quieres que nadie vea.

A este señor no le ha convenido, y tomó la decisión de repararlo por una necesidad, que duda cabe. Tal vez, el técnico que lo arregló debió de haberle prevenido de que podría pasar esto ya que está en las políticas de Apple en cuanto a reparación y manipulación de sus aparatos. Tal vez no lo hizo por propio interés, así que tal vez el responsable de su problema no ha sido Apple, sino el técnico que, tal vez por avaricia, no dio el aviso correspondiente. O tal vez, porque no conocemos toda la historia, sí le avisó pero el cliente decidió hacer la reparación igualmente. O ya puestos, o lo que es peor porque es su trabajo, ese técnico no tenía ni idea de lo que podía o no podía hacer y eso ha derivado en un gran problema para el usuario. Es fácil echar la culpa a otros cuando tenemos un problema, y tal vez la actitud de Apple es muy agresiva, sin duda. Pero estamos en la disyuntiva: ¿queremos libertad o seguridad, o una agradable combinación de ambas? En el tan cacareado jardín vallado de Apple estas cosas pasan, y al comprar sus productos estás, expresamente, aceptando su forma de pensar, en tanto sus ventajas como sus inconvenientes.

Vía: BoingBoing

Anterior 11 apps gratis por tiempo limitado para iOS (7-febrero-16)
Siguiente Google Drive regala 2GB gratis por tiempo limitado. Consíguelos así en sólo un minuto

4 Comentarios

  1. Shou
    9 de febrero, 2016
    Responder

    Yo opino que es absolutamente imperdonable que Apple bloquee completamente el terminal. Oye, que salga un mensaje cada 10 minutos (o cada día sería quizá más razonable) avisándome que mi seguridad está comprometida por haber cambiado una pieza en un servicio no oficial. Pero veo incluso delictivo que bloquees un terminal-cacharro-aparato que es MÍO, sin posibilidad de reactivarlo. O bien, otra posible solución: Bloquearlo, pero permiteme desbloquearlo, previo aceptación de una declaración de renuncia de garantía o renuncia de posibilidad de reclamación a Apple, si quieres. Pero el chisme es mío, cada gramo de él.

    • eladiom
      9 de febrero, 2016
      Responder

      @Shou. 100% de acuerdo contigo. Es (o debe ser) ilegal que te priven de usar un equipo tuyo porque has decidido arreglarlo en un servicio no oficial. Es como si Citroen te inutilizara el coche por haberle pasado la revisión en Midas. Si el chisme es tuyo, tienes todo el derecho a hacer con él lo que quieras siempre que no vulneres derechos de propiedad intelectual (y no es el caso aquí, en la sustitución de una pieza). En EEUU (que allí tienen menos tontería que aquí) ya se están moviendo para denunciar a Apple por este asunto. Al final transigirán y arreglarán los equipos (seguramente incluso poniendo los Touch ID de su bolsillo, ironías de la vida). Pero mientras tanto tu iPhone es un carísimo pisapapeles.

      • lainon
        10 de febrero, 2016
        Responder

        El problema es que no creo que sea posible tal y como está diseñado el sistema. La coyuntura es que, como en muchos aspectos de iOS y OS X, estas codificaciones impiden el acceso al dispositivo así como a los datos. En Mensajes y otras características de los sistemas operativos, los contenidos almacenados en iCloud están encriptados en su mayoría y no son accesibles ni siquiera por ellos. En el caso de este error es probable que pase tres cuartos de lo mismo, pero supongo que ellos se van a defender argumentando que el sistema se ha hecho seguro por defecto, así que probablemente no haya nada que hacer (y claro, legalmente entiendo que están amparados, así que es probable que la gente se queje pero no haya mucho de donde rascar). Ya veremos como termina derivando todo esto…

    • lainon
      10 de febrero, 2016
      Responder

      El problema no es ese, @Shou. El botón de inicio no es sólo un elemento de acceso al teléfono, es también un elemento de seguridad, y así ha sido concebido. Muy probablemente, si te robaran el teléfono y lo manipularan para intentar acceder a tus contenidos, te gustaría que no fuera posible, imagino… Lo que comento en el artículo es que: ¿de qué sirve una medida de seguridad que puede manipular cualquiera? Sí, es posible que a muchos usuarios les de igual, pero a otros muchos no. En lo que sí podemos estar de acuerdo es que el dispositivo debería ser desbloqueable por ejemplo con iCloud o con alguna medida especial de la propia Apple (supongo que aprenderán del problema y le pondrán coto), pero en todo caso debería ser posible. Ese es el punto más criticable. Lo que también es cierto es que situaciones como esta no deben ser tampoco muy habituales, pasarán por el aro y, para no tener un problema mayor, incluirán medidas de control del problema para situaciones especiales.