Los iPad son las tabletas más difíciles de reparar


Según un informe publicado por iFixit (la compañía que se encarga de «destripar» los nuevos dispositivos que llegan al mercado y que, además, se dedica a la reparación de estos equipos), los iPad de Apple son las tabletas más difíciles de reparar, sólo superados por la Surface Pro de Microsoft.

En este estudio se han tenido en cuenta factores como la dificultad para abrir el dispositivo, los componentes (tornillos, pegamentos) que se utilizan para unir los diferentes elementos internos y la complejidad que implica la sustitución de las piezas principales.

Por otro lado, el dispositivo obtiene una mejor puntuación si es fácilmente actualizable, no utiliza herramientas propietarias para las reparaciones (aquí Apple tiene poco que hacer; es famosa por cambiar estas herramientas con cada nuevo dispositivo) y tiene componentes modulables.

Publicidad

Como decimos, la Surface Pro ocupa el primer puesto de la tabla, es decir, es la tabla más complicada de reparar. Le siguen el iPad mini y todos los modelos de iPad a excepción del iPad 1, que mejora un poco su calidad de reparable.

Los iPad destacan principalmente (en la parte negativa) por el excesivo uso de adhesivo, por ocultar los tornillos, por la posibilidad de romper el cristal cuando se desmonta y por la dificultad de retirar y sustituir la batería (esto último solo en el caso del iPad 2). En el lado positivo, la pantalla LCD se quita fácilmente una vez que se ha retirado el panel frontal.

Vía: iFixit

Anterior Más de 14 millones de dispositivos con Cydia en iOS 6.x
Siguiente La juez reduce en un 40% la multa a Samsung

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *