El diseño de iOS 7 todavía está lejos de ser el definitivo


Podrá gustar más o menos, pero lo cierto es que el nuevo diseño de iOS 7 no deja indiferente a nadie. De hecho, desde el pasado lunes hay una especie de “fiebre” por instalar la primera beta del sistema que, recordemos, solo está disponible para desarrolladores.

A diferencia de otras compañías, que lanzan productos en beta en un estado bastante avanzado de pruebas, las versiones preliminares de los sistemas de Apple adolecen de bastantes fallos y carencias. En realidad, ésta es la función de una beta: probar el producto y detectar los problemas antes de su publicación. Y, en el caso de los desarrolladores de aplicaciones, empezar a adaptar sus app al nuevo sistema operativo.

Publicidad

Iconos

Por eso, la instalación de una beta tiene sentido para un desarrollador, pero no tanto para un usuario común, que verá cómo algunas o muchas de las aplicaciones que utiliza en el día a día fallan por no estar adaptadas, en este caso a iOS 7. Aun así, esta semana muchos usuarios que no disponen de cuenta de desarrollador han recurrido a alguno de los métodos que permiten la instalación de esta primera beta.

Por otro lado, el nuevo aspecto de iOS 7 ha recibido muchas críticas. No tanto la parte funcional, donde muchas de las nuevas características han sido bienvenidas. Pero hay bastantes usuarios y analistas quejándose por los iconos o la paleta de colores escogida por Apple. Todos los cambios con complicados y es verdad que en este caso la evolución es radical. Sin embargo, esa misma calidad de beta la tenemos que aplicar a este diseño.

Es evidente que Apple ha llegado muy “justa” a la keynote, en el sentido de que la beta no está tan evolucionada como le habría gustado a la compañía. De hecho, solo está disponible la versión para iPhone, no para iPad.

Control Center

Según informa The Next Web, el aspecto que tiene ahora iOS 7 no es el definitivo. Al parecer, algunos de los nuevos iconos del sistema (por ejemplo, el de la Bolsa) han sido creados por el departamento de marketing, no por el de diseño (ésta puede ser la razón de que los iconos sean imágenes png y no vectoriales). En otros casos, como Safari y Correo, la comunicación entre los equipos responsables fue bastante limitada, lo que ha dado origen a ciertas inconsistencias en el diseño. E incluso se comenta que fue Jonathan Ive el que quería “savia nueva” en el diseño y que no recayese esta responsabilidad en el equipo que había realizado los iconos de las últimas versiones de iOS.

En cualquier caso, es evidente que en los próximos meses, a medida que Apple vaya publicando nuevas betas, podremos ir haciéndonos una idea de lo que nos espera de forma definitiva en septiembre u octubre. Hasta entonces habrá que tener paciencia.

Vía: The Next Web

Anterior La película independiente sobre Steve Jobs se estrenará en EE.UU. el 16 de agosto
Siguiente 9 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (13-jun-13)

Sin comentarios