Taylor Swift consigue que Apple rectifique… y recibe un zasca por hacer lo mismo que critica


[Actualización]: Ya tenemos respuesta (lamentable) de Taylor Swift a las acusaciones de Sheldon.

Este fin de semana ha sido bastante movidito para Apple Music. Taylor Swift levantó una fuerte polvareda y acabó consiguiendo que Apple rectificara en el modo que retribuirá a los artistas. Hoy, sin embargo, la que se ha llevado el leñazo ha sido la propia Taylor Swift, a la que han acusado de hacer lo mismo por lo que ella critica en Apple. Os contamos la historia completa:

Publicidad

Taylor Swift retira su último álbum de Apple Music

taylor swift

Todo empezó cuando la artista publicó una carta abierta a Apple, en la que criticaba el modelo de negocio de Apple Music. Argumenta que es inaceptable que Apple no pague nada a los artistas durante los tres meses de prueba gratuita iniciales que tienen los clientes del servicio. Como muestra de protesta, decide retirar de Apple Music su último álbum «1989». En su carta, titulada «A Apple, con amor, Taylor» (enlace aquí) dice cosas como estas:

Lo encuentro desconcertante, molesto, y completamente impropio de una empresa generosa e históricamente progresista. (…) Esta increíble compañía tiene el dinero para pagar a artistas, escritores y productores por el periodo de prueba de 3 meses, incluso aunque sea gratis para los fans que lo prueben. (…) Tres meses es un tiempo muy largo para estar sin cobrar, y es injusto que nadie nos pida trabajar por nada. (…) No te pedimos que nos des iPhone gratis. Por favor, no nos pidas que te demos nuestra música sin compensación.

Apple rectifica públicamente: sí que pagará

El revuelo que montó la carta y el gesto de Swift condujo a Apple a reaccionar durante el mismo domingo. Eddy Cue llamó personalmente a la artista y después publicó varios tuits en los que anunciaba que los artistas recibirán compensación, también durante el periodo de prueba.

«Apple siempre se asegurará de que los artistas sean pagados»

«Apple Music pagará a los artistas por el streaming, incluso durante el periodo de prueba gratuito.»

«Os escuchamos a Taylor y a los artistas indie. Con amor, Apple.»

Parece que Taylor acogió con entusiasmo este cambio de actitud de la compañía como puede verse en este tuit:

«Estoy entusiasmada y aliviada. Gracias por vuestras palabras de apoyo hoy. Nos han escuchado.»

Y no es para menos, porque es todo un éxito personal de Swift. Sólo 17 horas después de que la artista publicara su carta Apple ha decidido cambiar una de las bases de su modelo de negocio. El propio Eddy Cue ha reconocido que al levantarse y leer la carta de Swift se dio cuenta de «que tenían que cambiar algo».

Swift recibe su propia medicina

Pero no todo es tan bonito como se pinta hasta ahora. Ayer el fotógrafo Jason Sheldon publicó su propia carta abierta (enlace aquí) en la que critica que Swift hace algo muy parecido a los fotógrafos que acuden a cubrir sus conciertos. En su artículo ha subido una copia del contrato estándar que deben firmar para acceder al concierto y poder tomar fotografías del mismo (pulsa en él si quieres verlo a mayor resolución).

2011-concert-photo-authorization-form-firefly-rev-1-26-1100055994-21

En el mismo se especifica que dichas fotos sólo podrán usarse una única vez, en la noticia que saque el periódico correspondiente sobre el concierto. Eso, de facto, impide al fotógrafo vender a terceros esas imágenes o incluso usarlas para promocionar su propio trabajo. Algo que es muy dañino para los fotógrafos freelance, que sólo cobran cuando consiguen vender la foto (al periódico o a quien sea). Pero lo que más critica es el punto 3 del contrato que dice que el fotógrafo cede derechos perpetuos y universales para que la artista pueda usar (y autorizar a otros a hacerlo) las fotografías para sus propias campañas de publicidad y promoción. Es decir, que Swift se queda las fotos gratis, vamos. Aquí tenéis algunas de las cosas que dice Sheldon en su artículo:

Demandas acceso gratuito y uso ilimitado de nuestro trabajo, a nivel mundial, en perpetuidad. Dices en tu carta a Apple que «tres meses es mucho tiempo para estar sin cobrar». Pero pareces contenta con limitarnos a ser pagados una única vez, y no poder volver a ganar por nuestro trabajo nunca más, mientras que tú te garantizas la explotación de nuestro trabajo para tu propio beneficio durante toda la eternidad… ¿En qué eres diferente a Apple? (…) ¿Qué tal si te aseguras de que no eres culpable de usar exactamente la misma táctica con otros? Los fotógrafos también se tienen que ganar la vida. Como Apple, tú puedes permitirte pagar a los fotógrafos, así que deja de obligarnos a entregarte nuestra fotos gratis, mientras nos impides que las publiquemos más de una vez, para siempre. (…) Los fotógrafos no te pedimos tu música gratis. Por favor, no nos pidas que proporcionemos tu material de marketing gratis.

Desde luego es un zasca en toda la boca a la artista que, por otra parte, seguramente no se ha leído en su vida estos contratos y quizás no sabía en qué situación trabajan estos reporteros gráficos. Y eso que Sheldon ha cambiado el título de su post. El original, más incendiario, aún nos lo chiva la URL del post: «Los que están en casas de cristal no deberían tirar piedras»:

url sheldon

En todo caso, todo este barullo tiene algo muy positivo. Es hora de que empecemos (todos) a darnos cuenta de que el trabajo bien hecho debe ser compensado económicamente. Una de mis frases favoritas es esta:

Gratis significa que o lo paga otro o que lo estás pagando sin saberlo

Y hay demasiadas cosas que damos por hecho que deben ser gratis o no las consumimos. Es ridículo ver gente que se compra una Coca-Cola en una máquina un día cualquiera y que se echa las manos a la cabeza cuando le piden el mismo dinero por una app estupenda, con cientos o miles de horas de trabajo detrás. Apple ha hecho una apuesta muy fuerte por Apple Music, fundamentada en dos pilares: (a) el periodo de prueba gratuito de 3 meses; y (b) la tarifa familiar de 15$ para 6 personas. La conjunción de ambas atraerá a millones de personas al servicio de pago. Gracias a esta oferta mucha gente que hoy piratea música se pasarán al lado legal. Y todo esto contribuirá a un cambio de mentalidad. A que estemos dispuestos por pagar cantidades razonables por acceder a contenidos de calidad.

Ahora tenemos que ver cómo y cuánto pagará Apple a los artistas durante esos 3 meses. Apple tenía pensado pagar un poco más, en parte precisamente porque se ahorraba esos tres primeros meses. Si al final reduce el royalty a cambio de pagar desde el día 1… al final acabaría pagando exactamente lo mismo.

Por otro lado, tengo curiosidad por saber si Swift volverá a poner su último álbum en Apple Music. Y, por supuesto, qué respuesta le dará al fotógrafo que la ha criticado. Es fácil pedir a los demás que cambien sus malas prácticas. Ahora veremos si ella tiene la misma altura de miras que exigía a Apple.

Anterior 6 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (22-junio-15)
Siguiente Este fue el precio de la milagrosa resurrección de Apple [One More Jobs V]

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *