¿Puede un portátil sustituir a un iPad Pro?


Estos días se está hablando mucho de si un iPad puede sustituir a un ordenador portátil. Es una cuestión ridícula, porque son dos dispositivos que si bien tienen usos comunes, también tienen un tipo de público totalmente diferente. La respuesta será indudablemente no para muchos, pero también por supuesto que sí para muchos más. Todo depende de para qué lo utilices, y cuáles sean tus preferencias, de la misma manera que alguien prefiere un SUV o un deportivo cuando se compra un coche. Ambos te llevan de un punto a otro, pero cada uno está dirigido a un público objetivo con preferencias diferentes. Por esta razón, hace mucha gracia leer este artículo de Fraser Speirs en el que se plantea la pregunta opuesta a la que la mayoría de periodistas que escriben en webs de tecnología o su cuenta de Twitter hacen; ¿Puede un MacBook Pro sustituir tu iPad? – aunque sería mejor haberla titulado ¿Puede un MacBook Pro sustituir miiPad? – ya que todo esto es, como hemos explicado antes, una simple cuestión de preferencia.

Nos tomamos la libertad de traducir libremente parte su artículo, porque realmente merece la pena ver cómo sería un punto de vista diferente, muy divertido, en el que el iPad fuera el ordenador que hemos usado durante años y alguien ofreciera un ordenador portátil preguntándose si podría sustituir al iPad. Si se juzgara a los ordenadores portátiles que llevamos más de dos décadas utilizando de la misma manera que se juzga ahora al iPad, éste sería el resultado;

Primero, consideremos el hardware; el gran problema del MacBook Pro es su formato; el hecho de que la pantalla y el teclado estén obligados a permanecer siempre en una posición con forma de ele, limita mucho su flexibilidad. Es básicamente imposible utilizar un MacBook Pro mientras se está de pie, y directamente peligroso si nos ponemos a caminar mientras lo utilizamos. El tiempo que pasas utilizándolo se limita a los momentos en los que puedes encontrar un lugar para sentarte.

Eso no quiere decir que si pudieras usarlo de pie, lo harías, de todas maneras; el peso de estos dispositivos hará que tu espalda lo pase mal si pasas de iOS a macOS. El MacBook de 15 pulgadas más moderno pesa dos kilos, el equivalente a tres iPad Pro, a pesar de tener una pantalla con menor resolución y una hora menos de autonomía de batería.

El MacBook todavía está muy limitado por la falta de pantalla táctil. Sí, los trackpads son el intento de Apple de imitar crudamente el sistema táctil de iOS, pero sin la habilidad de tocar lo que estás viendo, será siempre una imitación de lo verdadero.

Si eres un artista, tomas notas o enseñas, realmente lo vas a pasar mal sin poder utilizar el Apple Pencil en la pantalla. El MacBook Pro tiene un sistema de detección de presión muy básico en el trackpad, pero esto es obviamente una manera muy arcaica de utilizar métodos de entrada basados en presión. Es sólo un poco mejor que esa máquina del repartido de FedEx en la que firmas cuando te entrega un paquete… al menos, en ese chisme puedes ver lo que estás escribiendo!. Podrías conectar una tableta de Wacom al MacBook Pro, pero de repente te verás con varios dispositivos y cables por todas partes, ocupando espacio en tu mesa.

También encontrarás una gran limitación en la carencia de una cámara trasera. Hemos crecido acostumbrados a la posibilidad de hacer una foto y utilizarla inmediatamente en cualquier documento, o compartirla en la red sin necesidad de cables o tomando varios pasos con varios programas pasar la foto de la cámara a tu ordenador.

Si hablas varios idiomas, o utilizas Emojis, el MacBook Pro tiene una seria e importante limitación; El teclado que eliges al principio es el que se va a quedar ahí, instalado para siempre, y no lo puedes cambiar. Si, puedes configurar otros idiomas pero entonces la tecla que pulsas no mostrará lo que pone en ella. ¡Es una locura!

A pesar de su tamaño y consecuentemente de su peso, no hay un sólo modelo de MacBook Pro que tenga más autonomía de batería que un iPad Pro. Además, el MacBook Pro requiere cargadores específicos para cada modelo, mientras que el iPad Pro puede cargar con cualquier batería externa o un puerto USB, incluyendo también los que ofrecen cargadores de cualquier smartphone.

El MacBook Pro, no ofrece una buena experiencia para ver películas porque carece esos cuatro altavoces que hacen que ver una en un iPad Pro sea una delicia. Además, estás siempre limitado a ver todo en formato apaisado, algo que hace leer libros o navegar por webs algo frustrante, ya que tienes que hacer scroll continuamente, en cada página.

Si estás mucho en la carretera, el MacBook Pro no incluye conectividad celular 3G/4G-LTE en ningún modelo. Te ves obligado a conectarlo con un iPhone para poder acceder a Internet en cualquier lugar. Esto es posible, pero no es tan bueno como tener una rápida conexión LTE directamente incorporada. Se podría pensar que Apple se puede permitir añadir conexión celular a un dispositivo que cuesta más del doble que un iPad Pro. Finalmente, el precio… un MacBook Pro de 13 pulgadas, el más barato, se puede comprar por 999 dólares pero si lo potencias un poco con las opciones, puede llegar a los 2000 dólares. Cuando lo haces para poder equipararlo a un iPad Pro, te tienes que preparar para poder pagar ese dinero.

Puedes leer más ejemplos como los arriba citados en Can the MacBook Pro Replace Your iPad?. Te lo recomendamos, si bien uno puede estar no del todo de acuerdo con todo lo que hay escrito ahí, sí es fácil darse cuenta del diferente rasero con el que se juzga al iPad hoy en día.

Anterior 11 apps gratis por tiempo limitado para iOS (28-junio-17)
Siguiente Wallpaper de la semana #179: En la playa III

4 Comentarios

  1. Miko
    1 de Julio, 2017
    Responder

    Será al revés el título no?

    • 3 de Julio, 2017
      Responder

      @Miko no, está bien – si lo lees, sabrás por qué está al revés.

  2. Manuel
    3 de Julio, 2017
    Responder

    En mi caso, si, si me salgo de Apple. El que lo puede sustituir es una surface pro de Microsoft. El problema que para mi tiene el ipad pro es que no puedo hacer todo lo que puedo hacer con un portátil. Puedo hacer casi todo menos una cosa: programar. Yo programo en Java y NodeJS, y de momento no es posible hacerlo en un iPad. Una surface pro se puede usar como tablet y como portátil en un solo dispositivo. Puedo instalar software de PC y de tableta en el mismo dispositivo. Problema? que no es un mac, lleva windows y no MacOSX. Me puedo comprar un portátil de Apple, si, pero no tiene la pantalla táctil, no se puede usar como tablet.

    Lo ideal es que el ipad Pro llevara una versión adaptada de MacOSX y pudieras instalar software que solo se ejecuta en MacOSX, como NodeJS o la máquina virtual de Java.

    • 3 de Julio, 2017
      Responder

      @Manuel como hemos dicho, todo depende de las necesidades de cada uno. Un desarrollador está claro que necesita un portátil, pero también es cierto que hay Apps como Coda para iPad que te permiten no sólo programar sino también debuguear y conectar con el servidor directamente, editar online, tener control de versiones, y muchas cosas más. Es una auténtica maravilla de aplicación. Pero, como con todo, en tu caso es muy probable que necesites un portátil, o una tableta/portátil como la que ofrece Microsoft, es que una muy buena oferta.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *