El iPad es el Mal (II)


El goteo de críticas a Apple es frecuente y los frentes de los que provienen son variados: gobiernos, asociaciones, competidores… A veces las críticas son justas y acertadas, incluso aunque sean subjetivas. En otras ocasiones son directamente falsas, sea o no con el conocimiento del que las escribe. Y como siempre pasa, un rumor falso hace más ruido que su desmentido. Y si un blog quiere tráfico, pues publica ruido, insensible a lo que sus lectores pensarán de la consecuente cacofonía. Como últimamente se han juntado tres de estos casos, me he decidido a robar, sin pudor alguno, el título del fantástico artículo que sacó mi compañero Iñigo hace unas semanas, para contároslos.

China

Publicidad

Empezamos por una noticia, inicialmente publicada por Blomberg el pasado miércoles 6, y que ha volado por todos los blogs dedicados al mundo de Apple (aunque no el nuestro). Según la misma el gobierno chino habría prohibido la compra de algunos productos de Apple, incluyendo al iPad. Según la noticia existe una lista de productos aprobados, que cumplen los requisitos de privacidad y seguridad necesarios para que se puedan comprar con dinero público en China. El iPad no estaba entre ellos, lo cual cuadraba con declaraciones previas del gobierno chino en donde se criticaba la falta de privacidad del iPhone. Poco importa que Apple sea quien más se preocupa y ocupa de este asunto, estando a años luz de Android y otros rivales en esto. Le llovieron críticas sobre su invasivo método de rastrear la localización de sus clientes (cosa por cierto falsa porque Apple no tiene acceso a esa información, sino que se queda en el iPhone). Que me pregunto yo si los que critican a Apple por privacidad conocerán a una empresa llamada Google. O a Facebook…

La noticia coincidió con que la web de compras y suministros del gobierno chino estuvo inaccesible durante unas horas por su mantenimiento mensual y no se podía consultar si había en ella o no productos de Apple, lo cual terminó de disparar los especulaciones. Bloomberg no identificaba a la fuente de la noticia, lo que la dejaba en la categoría de rumor sin confirmar. Pese a ello, y fomentado por la falta de noticias propias del estío septentrional, muchos blogs de todo el mundo se lanzaron entusiastas a divulgar la noticia. Muchos blogs lo dieron por cierto ante sus lectores. Algunos indicaron que era un rumor (bien hecho). Sólo unos pocos, además, publicaron posteriormente que ha resultado ser un rumor falso.

Y es que sólo un día después de destaparse el rumor, el gobierno chino decía a Reuters que la supuesta lista nada tiene que ver con seguridad o privacidad. En realidad lo que incluye son equipos energéticamente eficientes. Y aunque los equipos de Apple cumplen la normativa para estar en ese listado, no lo están… simplemente porque no han solicitado entrar en él (para entendernos, que aún no han mandado los papeles…). Es más, estar en la lista no supone ninguna limitación real y cualquier departamento puede comprar un iPad o un Mac si quiere. De hecho, durante el jueves y viernes en los que la noticia se publicaba en todas partes, los productos de Apple se vendían con normalidad en dicha web.

Foxconn

Por otra parte, ayer se supo que Apple ha prohibido el uso de un par de sustancias químicas potencialmente tóxicos en la fabricación de sus productos. Respondiendo a una campaña de Green America y China Labor Watch, que los vinculaban con algunas enfermedades, Apple pasó 4 meses investigando el asunto. La conclusión de los mismos es que no hay prueba alguna de que sean tóxicos, pese a lo cual ha decidido prohibirlos de todas formas. ¿Sirve esto para que cedan las críticas a Apple? En absoluto. La web que montaron con la campaña «Bad Apple» sigue abierta y recolectando firmas. Y la directora de Green America, Elizabeth O’Connell, dice que no comprará ningún producto de Apple hasta que mejore su compromiso con la seguridad de los trabajadores de sus proveedores. ¿Los compra entonces a la cancerígena Samsung?). No. Esta mujer contesta a los periodistas que la llaman desde su bonito iPhone 5C, el cual mantiene pese a tener la pantalla rota y representar la maldad y explotación laboral que sólo Apple puede encarnar.

iPhone 5C

¿Sólo Apple? Bueno, lo cierto es que las mismas fábricas en donde se hacen el iPad y el iPhone (como Foxconn) producen muchísimos otros productos, para empresas como Microsoft, Sony o Samsung. Pero hombre, no comparemos. Cuando Samsung se entera de cualquier indicio de explotación a trabajadores por poco que sea actúa de forma inmediata dentro de su cacareada política de tolerancia cero ante los abusos laborales. ¿O acaso no recordáis la noticia?: Samsung rompió fulminantemente sus relaciones con un proveedor tras probarse que utilizaba mano de obra infantil. Salió en todas partes. En menos sitios se ha contado que menos de un mes después de aquello Samsung vuelve a realizar compras a ese mismo proveedor, aunque eso sí ahora les compra un 30% menos (ayyyy… niño malo, niño malo, te castigo por portarte mal y te compro menos). Que digo yo que entonces podrían cambiar el nombre y en vez de tolerancia cero, deberían llamarle tolerancia 70%, ¿no?.

Terminamos este cúmulo de despropósitos con la historia más WTF de las tres. JB Hi-Fi es una tienda australiana que vende productos electrónicos (tipo Worten o Media Markt), como cámaras, televisiones, ordenadores, tabletas, etc. El lunes publicaron resultados de ventas peores de los esperados, con caídas de un 5.5%, lo cual ha supuesto un desplome del 7% en el valor de sus acciones. ¿Cuál es la causa de estos pobres resultados? ¿A que no te lo imaginas…? ¡¡Efectivamente!! El iPad.

JB HiFI

El CEO de JB Hi-Fi culpó a las menores ventas de tabletas del fiasco. Elisabeth Knight, redactora de Camberra Times, da un paso más allá y culpa directamente al iPad con argumentos que rozan la auténtica locura. Según esta señora el problema no tiene nada que ver con el ciclo de vida de las tabletas (mayor que un smartphone), ni con la habilidad de JB Hi-Fi para vender videojuegos o televisores. La culpa es de Apple porque no ha sabido convencer a sus clientes para que recambien el iPad más a menudo. Que los torpes ingenieros indios de Apple no han conseguido innovar y enganchar a sus crédulos y desinformados fans para que se lancen como locos a comprar un modelo nuevo de iPad todos los años. Es como si alguien dijera que Mercadona ha vendido menos por culpa de la desastrosa política de marketing e innovación de Danone. Si puedes leer en inglés no te pierdas el hilarante artículo de MacWorld sobre este tema.

Total. Que esto del mundillo de Apple es divertido si te lo tomas con cierta guasa y si vas filtrando unos blogs de otros hasta que das con los que son de fiar y te dan de verdad contenidos útiles y entretenidos. Todos somos humanos y podemos equivocarnos, incluso divulgar una noticia que la propia fuente dice que es falsa. Pero si metes la pata hay que rectificar y disculparte en lugar de esconderte.

Porque algunos blogs olvidan a veces una verdad absoluta: los lectores no son tontos. Y si les das rumores como noticias lo notan. Y si copias artículos de otras webs sin citarlas se enteran y pierdes credibilidad. Y si les pones titulares sensacionalistas tras los que se esconde una noticia anodina se mosquean.

Así que si algún blog quiere criticar a Apple o al iPad que lo haga. Nosotros mismos lo hacemos cuando nos parece oportuno. Y aportamos nuestros argumentos, a veces objetivos y otras no, indicando que es nuestra opinión. Pero si me intentan vender que un chino trabaja mucho y cobra poco por culpa de Apple insultan a mi inteligencia. Y si me dicen que el iPad es responsable de que bajen las acciones de una tienda australiana en cuya portada ni siquiera sale el iPad me echo a reír.

Así que a esos blogs que hay por ahí: «Por favor, si nos contáis una milonga, decidlo como tal y nos reímos todos juntos. Pero no nos toméis por tontos»

Anterior Hanx Writer, la máquina de escribir de Hollywood en tu iPad
Siguiente 8 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (14-ago-14)

Un comentario

  1. […] Esperemos que Apple siga en esta línea de trabajar responsablemente para que todos sus productos sean fabricados en condiciones dignas y, por supuesto, legales. Que no caiga en el triunfalismo e hipocresía de la tolerancia 70% de Samsung. […]