Samsung condenada a pagar 290 millones de dólares a Apple por infringir sus patentes


En agosto de 2012 un jurado estadounidense dio la razón a Apple en un juicio contra Samsung por el uso indebido de patentes pertenecientes a la compañía estadounidense. La sentencia obligaba a la empresa coreana a pagar 1000 millones de dólares a Apple. Meses después, en marzo de 2013, la jueza Lucy Koh reducía la cuantía de esta multa en un 40% por considerar que no se podía demostrar la copia de patentes en algunos de los dispositivos de Samsung.

Publicidad

Esto llevó a ambas empresas a un nuevo juicio en el que se tendría que decidir qué parte tendría que pagar Samsung de esos 400 millones de dólares de rebaja. La compañía coreana quería reducir la multa a 52 millones, mientras que desde Cupertino se solicitaban 379. Al final, no ha sido ni una ni otra cifra, pero probablemente en Apple estén mucho más contentos que en las oficinas de su rival, puesto que, finalmente, la sanción se ha fijado en 290 millones de dólares (que, recordemos, hay que sumar a los más de 600 que se mantenían fijos desde la primera sentencia).

Vía: AllThingsD

Anterior Los tráilers de aplicaciones llegan a la App Store
Siguiente SkyDrive incorpora la subida automática de imágenes en su nueva versión

Sin comentarios