Probamos PDF Expert by Readdle para iOS

Las tablets, con el iPad y el iPad Pro a la cabeza, se están convirtiendo en plataformas cada vez más populares para la visualización portátil de documentos, cada vez más superando a los portátiles. Pero las aplicaciones de edición como PDF Expert están aportando posibilidades que incluso los que no usamos habitualmente la edición en iPad nos parece interesantes. Vamos a echarle un vistazo a esta app y lo que nos permite hacer.

Readdle es una vieja conocida de los usuarios de iOS, siendo sus apps como Documents o Scanner Pro algunas de las utilidades más populares de la plataforma. Antes de que Apple nos permitiera acceder a los archivos de iCloud, Documents servía de depósito perfecto para visualizar los documentos en la nube o bien simplemente llevarlos en nuestro iDevice. Pero Readdle también tiene en su arsenal aplicaciones como PDF Expert, una sencilla pero potente herramienta de edición de PDF que probablemente nos sacará de algún apuro a la hora de editar y visualizar archivos de forma rápida y sencilla, desde nuestro espacio de archivos iCloud o bien desde otras máquinas, gracias a funciones como “Próximo”, que permite acceder a otros equipos a los que tengamos permiso (como una red Windows) y navegar y visualizar documentos de forma sencilla.

Con cuatro opciones podemos hacerlo todo. Otro ejemplo de que “menos es más”. El menú nos permite visualizar los documentos internos y los que se encuentran en iCloud. Realmente no hace falta nada más. Teniendo en cuenta la sobresaturación de opciones que ofrecen la mayoría de las apps, esto se agradece. Como indicaba antes, la posibilidad de conectar a otros PCs y visualizar su contenido también es algo que se agradece desde las primeras versiones de Documents, estando estas opciones disponibles en las apps de Readdle de forma habitual. Una función realmente relevante es la posibilidad de poder usar el iPad como una “key wi-fi”, es decir, que se puede usar como una especie de servidor web para acceder al contenido desde un navegador, lo que a veces a mi me ha salvado el día cuando no era posible acceder de otras maneras (por ejemplo, porque un archivo sea muy grande y no se pueda transferir bien por AirDrop o no haya la posibilidad de transferir por iTunes, por ejemplo).

La edición de documentos es también sencilla, pero si le echamos un poco de imaginación podemos hacer una buena cantidad de cosas con los documentos. El formato PDF no es un formato de edición de textos, sino de composición, y por tanto no se puede escribir en ellos como si fuera un Word. El formato PDF se creó con la intención de servir de sistema de impresión en el que pudiéramos ver lo que vamos a imprimir exactamente igual a lo que vamos a imprimir. Entre las funciones habituales, podemos escribir textos, dibujar, insertar firmas, hacer anotaciones y escribir a mano alzada. Por supuesto, podemos incluir imágenes copiadas directamente desde el navegador e insertarlas en el documento, de forma relativamente sencilla. La app tiene también un modo de revisión, que puede usarse para comprobar el documento y marcarlo antes de enviarlo, por ejemplo, a un editor.

Sí, lo sé, no soy un artista precisamente… 😂

Podemos navegar también por la estructura del documento, en lo que se refiere a los elementos que hemos insertado y los esquemas del mismo, de forma muy sencilla con el menú superior de navegación. Entre las opciones que encuentras jugueteando un poco con la app está la posibilidad de seleccionar varios elementos y moverlos de forma independiente al resto como una unidad, así como formatear el texto según varios patrones. En general, la app es muy fácil de usar y aporta las funciones necesarias para poder trabajar con los documentos de forma sencilla. También permite trabajar con formularios PDF (esa insana función que introdujo Adobe en el formato y que tantos quebraderos de cabeza da a los que tienen que enfrentarse a las administraciones públicas, al menos en este santo país…), pudiendo rellenarlos e insertar firmas de forma sencilla. Ah, y aunque no lo haya mencionado, obviamente todas estas funciones las tenemos disponibles también en iPhone.

Como crítica, tal vez a mi se me hace un poco ligera. La barra de funciones tal vez es algo exigua, y contiene las funciones justas, tal vez demasiado. También algunos menús hay que recorrerlos enteros para entender bien su funcionamiento, aunque por lo general terminas encontrando las opciones que estás buscando, siendo en ocasiones menos intuitivo de lo que nos gustaría. Por lo demás, cumple bien con su función de edición básica de documentos, de forma bastante ágil, todo sea dicho de paso, con lo que en ese sentido no hay nada que discutir. Otro asunto es que aunque se anuncia que se pueden encriptar archivos… Yo no he podido. Si la opción existe, no es evidente la forma de acceder a ella, ni desde el propio documento ni desde el gestor de archivos.

Readdle cumple bien con esta app que los que necesitan hacer documentos rápidos para imprimir pueden usar para montar sus creatividades. Como con el resto de sus apps, está bien integrada con el resto de componentes de la familia y para los que usan de su ecosistema, es algo que ayuda mucho a trabajar de forma eficiente (es algo que los que usamos los sistemas de Apple entendemos bien). Si queréis echarle un vistazo, lo tenéis disponible en la App Store para descarga.

Deja tu comentario

*