El interés por las betas de iOS 7 es muy superior al de versiones anteriores


Siempre sucede lo mismo. Cada vez que Apple anuncia una futura gran actualización de iOS (algo que en los últimos años se ha producido en las conferencias WWDC para desarrolladores), surge entre los usuarios la necesidad de probar las funcionalidades de la nueva versión, aunque éste se encuentre todavía en una fase beta. Algo que, en principio, está limitado exclusivamente para las personas inscritas en el programa de desarrolladores de la compañía.

Publicidad

No nos cansamos de repetirlo: las betas son versiones inacabadas que sirven para probar nuevas funcionalidades y a las que todavía les queda mucho recorrido por delante hasta llegar a una situación de estabilidad. Y más en el caso de Apple. Por eso la compañía restringe su uso a la comunidad de desarrolladores, un colectivo que puede disponer de equipos de prueba (es decir, que no tienen por qué instalar la beta en el dispositivo que utilizan a diario) y que, además, necesitan adaptar sus aplicaciones al nuevo sistema.

Por eso no tiene mucho sentido que un usuario se instale una versión beta, que le va a producir errores en el sistema, reinicios más o menos habituales, que muchas aplicaciones dejen de funcionar (todavía no están adaptadas a la nueva versión de iOS) o que el consumo de batería aumente considerablemente. Sin embargo, muchas veces las ganas de probar lo nuevo superan estos inconvenientes (o, simplemente, no somos conscientes de ellos y terminamos volviendo a la versión anterior a los pocos días por la imposibilidad de utilizar el dispositivo con la beta).

En este sentido, las dos betas de iOS 7 han superado todo lo visto hasta ahora. Según un estudio publicado por onswipe, una compañía que se dedica a optimizar páginas web para su uso desde dispositivos móviles, el número de iPhone y iPad con iOS 7 ha crecido considerablemente con respecto a los que tenían iOS 6 el año pasado por estas mismas fechas.

En concreto, se ha pasado del 0,19% de todas las visitas realizadas desde iPad con iOS 6 en 2012 al 0,28% con iOS 7. En el caso del iPhone, se sube desde el 0,38% al 0,77%. Como vemos, los porcentajes de acceso con las betas son bajos comparados con el total de la base instalada de ambos dispositivos, pero sí que permiten hacernos una idea de la evolución de este interés gracias a iOS 7. El hecho de que, a diferencia de versiones anteriores, iOS 7 se pueda instalar (de forma no oficial) sin ser desarrollador y que los cambios en el sistema hayan captado la atención de más desarrolladores, seguro que han contribuido a este mayor porcentaje.

No hay duda de que el cambio tan radical que propone iOS 7 es el principal motivo para querer probarlo. Un cambio que, como casi todos, destaca principalmente por su aspecto, aunque también hay muchas novedades funcionales que iremos descubriendo en las próximas semanas.

Vía: TechCrunch

Anterior Póster oficial de la película independiente sobre Steve Jobs
Siguiente 18 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (04-jul-13)

3 Comentarios

  1. Hejmg
    5 de julio, 2013
    Responder

    Woooow muy buena info
    Tengo una pregunta se pueden meter aplicaciones en quiosco en ios 7 como se puede en ios 6 gracias por la info

    • Iñigo
      5 de julio, 2013
      Responder

      @Hejmg: el funcionamiento de Quiosco es el mismo que en iOS 6, con la diferencia de que, además, el icono de Quiosco se puede meter en una carpeta (no sabemos si es un bug de las primeras betas o es el comportamiento final del sistema).

  2. […] iOS 7 fue una de las versiones más esperadas por los usuarios (algo que se pudo comprobar con el ritmo de descarga de las diferentes betas, incluso entre usuarios no registrados como desarrolladores), algo parecido se puede decir sobre […]

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *