La NFL prohibe a sus jugadores utilizar auriculares Beats en televisión


La NFL (liga de fútbol americano) ha llegado a un acuerdo con la marca estadounidense de equipos de sonido Bose, que pasa a ser uno de sus patrocinadores oficiales. Al margen del montante económico que pueda suponer para la liga, el contrato tiene ya una primera consecuencia: los jugadores y entrenadores no podrán utilizar auriculares Beats (ni los de otras marcas de la competencia) delante de las cámaras de televisión. Muchos de estos jugadores tienen acuerdos privados con Beats, tal y como ocurre con otras especialidades deportivas dentro y fuera de EE.UU.

Beats

Publicidad

Esta prohibición incluye las entrevistas realizadas por jugadores y entrenadores durante la pretemporada, en los entrenamientos de temporada, los días de partido y hasta 90 minutos después de la finalización de los encuentros. La NFL apoya esta medida recordando que desde principios de la década de los 90 su normativa prohibe la exhibición de marcas no permitidas por la liga durante las entrevistas.

Una medida que recuerda a la adoptada en el pasado mundial de fútbol, cuando la FIFA prohibió a los jugadores el uso de auriculares Beats dentro de los estadios para proteger el acuerdo firmado con Sony, uno de los principales patrocinadores del organismo mundial. La compañía que ahora pertenece a Apple consiguió todavía más publicidad de la prevista, llegando incluso a regalar a cada jugador de la selección alemana, ganadora del Mundial, una edición limitada de su gama Pro bañada en oro de 24 quilates. Seguro que ahora también saben cómo sacar partido a esta situación. Y es que, como dice el magnífico anuncio grabado por el quarterback de los 49ers de San Francisco para Beats, al final los jugadores oyen lo que ellos quieren.

Según un informe de NPD Group, Beats tiene el 61% del mercado de auriculares premium (de más de 100 dólares) en EE.UU. Es normal que Bose, que tiene el 22% de este mercado, quiera quitarle parte de esa cuota, aunque se utilizando medidas tan restrictivas como ésta. No es, además, el primer enfrentamiento entre ambas empresas. El pasado mes de julio Bose demandó a Beats por infringir, supuestamente, su sistema de cancelación de ruido.

Vía: Re/code | Imagen: Web de los San Francisco 49ers

Anterior 5 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (04-oct-14)
Siguiente Actualizaciones de la semana (5-octubre-2014)

4 Comentarios

  1. […] semana pasada se dio a conocer el acuerdo alcanzado entre la NFL (liga de fútbol americano) y la compañía Bose de equipos de sonido por el […]

  2. […] sí, Apple y Bose mantienen ahora otra disputa menos aburrida que la estrictamente judicial. La NFL ha prohibido a sus jugadores mostrar en televisión auriculares de otras marcas que no sean Bose, algo que afecta directamente a […]

  3. 7 de febrero, 2015
    Responder

    Hola Iñigo. A ver, yo creo que tiene todo el sentido del mundo. No he estudiado márqueting pero pienso que el hecho de llevar unos auriculares de una marca le sacas en cierta medida relevancia a las otras empresas que se patrocinan en el juego. Los beats pagan a los jugadores pero no pagan a la NFL para salir, no sé si me he explicado… Yo mismo tengo una web al respecto por si la quieres ojear. No hago las noticias tan detalladas como las tuyas pero en el análisis de estos cascos hablo de esto. Un saludo y pasa buen fin de semana.

    • 7 de febrero, 2015
      Responder

      Lo cierto es que lo que consiguen con estas medidas es el efecto contrario. Gracias a esa norma, se ha hablado mucho más de Beats que lo que se hace normalmente con el patrocinio de un jugador.
      También es verdad que en EE.UU. la normativa sobre marcas y su presencia en TV es diferente que en Europa. También los acuerdos de patrocinio con las diferentes ligas. Por ejemplo, todos los equipos de la NBA utilizan Adidas, lo mismo que la liga de fútbol (soccer allí). Son contratos impensables en Europa o Latinoamérica.
      En Europa ha habido bastante polémica por la presentación de jugadores patrocinados por una marca en clubs con contrato con la marca rival (fundamentalmente, Adidas y Nike) que aprovechaban su primera rueda de prensa para llevar camisetas con su marca y no la del equipo.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *