No sólo Apple XXXIX: El juego de la propaganda (II)


trumpapple

No era mi intención hacer una segunda parte “política” del artículo anterior, pero la noticia la pintaba en calva: Apple está realizando movimientos para mover sus fábricas en China a USA. Notición, ¿no? Pues veámoslo en la perspectiva de lo que está pasando en USA actualmente y posiblemente lo veamos al menos de otra manera algo diferente.

Generalmente la tecnología digital intenta mantenerse muy al margen de los vaivenes socio-políticos del mundo tan dinámico y agitado en que vivimos, pero a veces no es posible. Durante la campaña, Donald Trump, ahora ya presidente electo del país yanqui, realizó varias amenazas a Apple, en dos vertientes distintas: en el tema de la seguridad (con el desgraciado asunto de San Bernardino que ya tratamos en su día) y en el aspecto económico, exigiendo a Apple que mueva sus fábricas a EEUU para dar trabajo a americanos, no a asiáticos. Trump, como nacionalista que es, pretende dar empuje a la muy decaída economía americana, y que duda cabe que eso le haría ganar votos en campaña. Un ejercicio de propaganda populista, o por el contrario, algo totalmente lleno de sentido que debería ser lo normal. Eso queda a decisión del lector. Pero en todo caso, parece que Apple ha decidido poner sus barbas a remojar por si las moscas.

Si a eso le añadimos que el estado de California podría estar en el brete de provocar su propio “Calexit”, Apple puede estar en un serio compromiso. Pero no sólo Apple. Google y la mayoría de las grandes empresas de Silicon Valley podría verse en una situación muy complicada. Al parecer, la campaña de secesión de California es más fuerte de lo que los medios quieren hacer ver (aquí en España prácticamente nadie habla de ello, como es habitual en los medios de este país, donde es norma habitual callar todo aquello que no interesa que se sepa). Si California llega a separarse de USA por medio de un referéndum (la razón por la que no se da bombo y platillo a esta noticia es porque en nuestro país también hay intentonas secesionistas año sí y año también), las grandes multinacionales tendrían un serio inconveniente ya que no formarían parte del mercado único estadounidense, con las consecuencias de todo tipo que tendría esto para sus respectivas economías e intereses estratégicos. Sería un varapalo realmente importante, y una disyuntiva complicada: California es la primera economía estadounidense, e irse de allí supondría perder o mermar posiblemente una fuente fundamental de beneficios de estas compañías, especialmente los de Cupertino. Apple como sabemos tiene un proyecto de sede central que compromete su estancia en California. Realmente son tiempos revueltos para el microchip manzanero.

foxconn-factory-fabrica-shenzhen-ipad-iphone-apple

Foxconn parece estar estudíandolo, y Pegatron ya les ha debido decir que va a ser que no, que los costes no le compensan. ¿Cómo afectará esto a los costes del iPhone, iPad y demás productos, y a su precio final? Apple puede absorber muchos de esos costes a medio plazo, pero a diez años vista puede empezar a ser un problema importante. O no. Realmente al final todo va a depender de que su mercado principal, que no deja de ser el americano, repunte como consecuencia de las hipotéticas políticas que Trump y su gobierno lleven a cabo. De ser así, les puede salir bien la jugada, pero les pueden salir las tortas como un pan, o sea, muy mal. Tampoco podemos decir con esto que realmente terminen moviendo la producción a USA, y que todo sea, efectivamente, un juego propagandistico, en este juego de movimientos orientado a que todo parezca lo que no es o a que lo que es parezca otra cosa. Me temo que el fin del aislamiento de la industria tecnológica con la política ha terminado, y ya veremos que consecuencias tiene a medio y largo plazo.

PD: Y a todo esto, ¿qué pasaría en China si movieran las fábricas? Apple da trabajo a miles de personas allí, y es una empresa que deja mucho dinero en el país asiático (y que también gana mucho). La pugna de Trump con China podría tener serias consecuencias para Apple también en Asia, ya que a los chinos no les gana nadie tampoco a nacionalistas, lo que hace más entretenido todo este follón que se está tejiendo ahora mismo…

Anterior Domingo en el sofá 99: Cómo colocar las cadenas de nieve
Siguiente 7 apps gratis por tiempo limitado para iOS (21-diciembre-16)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *