Apple y la salud [Opinión]


En los últimos tiempos, mucha gente se siente desconcertada con la actitud de Apple (algunos dirían que “obsesión”) por la salud, rozando casi la hipocondría. En los últimos dos años se han juntado en el camino varias cuestiones: por un lado, las apps de salud basadas en HealthKit; por otro, la aparición del Apple Watch que, lejos de ser sólo un producto de lujo o utilitario, tiene una marcada tendencia a ser un sensor de constantes vitales más allá de la mera captura de cuantos pasos has andado o kilómetros has recorrido en bicicleta.

apple-salud-1

Y por último, el ResearchKit, una de las últimas presentaciones que a casi todo el mundo le pareció un toque de sordina, pero que en realidad era uno de los puntos centrales de la keynote además del MacBook de 12” y, aunque parezca extraño decirlo, dejaron en un tercer plano conceptual al propio Apple Watch, el cuál ya sabíamos que iba a ser presentado aquel día. El punto de unión de todas estas presentaciones es la salud.

Apple es hoy por hoy la única empresa de su ramo que le está dando tanta relevancia a este asunto. Pero lo que tenemos que preguntarnos es: ¿Por qué? ¿Qué razón lleva a esta empresa, dedicada a producir los mejores gadgets del mercado, a volcar tanto esfuerzo, tiempo y dinero en esta cuestión que le ha llevado a convertirse en la primera empresa tecnológica que ha aunado sus dispositivos con los hospitales, las aseguradoras médicas y el gobierno en altas instancias? Por muy peregrino que pueda sonar, creo que una causa, no sé si la principal, pero probablemente una de las principales, quizá de las más importantes, sea una y sólo una: Jobs.

apple-salud-2

Como sabéis, hace tres años y medio murió el cofundador de Apple tras lo que muchos podrían considerar una agonía sin fin. Siete años luchando contra el cáncer, en medio de uno de los momentos de mayor intensidad de trabajo que probablemente vivió: el éxito sin parangón del iPod, el surgimiento del iPhone y el meteórico ascenso del iPad como el cachivache digital que iniciaría la anunciada destrucción del PC en los hogares. Cualquiera hubiera aguantado mucho menos y mucho peor todo aquello, sin duda. Pero la cuestión es que desde 2004, los trabajadores de la empresa conocían su estado y eso debió tener seguramente un peso específico en ellos que por un lado les hundiría un tanto la moral pero por otro lado les daría fuerzas. Apple en ese sentido no es una empresa como las demás, y eso se nota en todo lo que hacen.

La partida de este mundo de Jobs debió sumirles seguramente en una tristeza importante, comparable con la que muchos seguidores de la marca sintieron. Es algo que con mucha probabilidad no pasará con otros magnates de los negocios (ni ha pasado ni pasará), tal vez porque Jobs emitía una energía que no ha sido equiparada ni por ningún Gates ni ningún Zuckerberg a día de hoy (en realidad, muy pocas personas en el mundo han logrado atraer la atención sobre su muerte como lo hizo él, cosa en la que no me voy a meter, pero que para muchos es muy evidente).

researchkit

Y aquí es donde quiero llegar: puede que, repito, no sea la única causa, pero sí una muy importante: la impronta de Jobs pudo ser tan profunda, que llegara a provocar una catarsis interna en la empresa que les haya empujado a dar tanta relevancia a un modelo de negocio que realmente muy poca gente entiende bien ahora mismo, y que con el ResearchKit ha generado aún más confusión. Nadie entiende bien por qué una empresa de esta relevancia se mete en algo aparentemente tan poco beneficioso económicamente y que parece más bien un pasatiempo o divertimento. Mi conclusión (y es una simple opinión, que he querido fundamentar con este artículo) es que Apple quiere, no sólo colaborar con la posibilidad de que el día de mañana problemas tan serios e importantes como estos sean más fáciles de resolver, sino tal vez también poder algún día evitar para otros lo que se llevó a su líder indiscutible de su lado. Puede parecer algo sentimental todo esto, y puede que lo sea, pero tengo la intuición de que es lo que se esconde detrás de todos estos movimientos de la manzana. Fruto, por cierto, considerado desde antiguo como el símbolo de la sabiduría y de la salud.

Anterior 8 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (22-mar-15)
Siguiente 9 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (23-mar-15)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *