Swift Playgrounds: aprender a programar de forma divertida

Yo creo que la parte más sorprendente de la keynote hace un par de días fue cuando Tim Cook presentó, ya fuera de tiempo como quien dice, en plan “One More Thing” una app que se sale de lo convencional en Apple y que confirma que la empresa está muy interesada en promocionar su nuevo lenguaje Swift a los cuatro vientos y en nuestra plataforma favorita, el iPad: Swift Playgrounds.

swiftplay

No sé si alguno se acordará de que hace un porrón de años, para enseñar programación a niños se usaba un entorno llamado Logo en que se tenía que dirigir una flecha en la pantalla a la que se llamaba “tortuga” en base a instrucciones sencillas del tipo “Ir arriba 1o puntos”, “Girar a la derecha 14 grados” y cosas por el estilo. Este contexto sirvió para que mucha gente se aficionara al software ya que era una manera de invitar a los niños a crear sus propios dibujos y pensar en como hacerlos, y otra cosa no, pero a los niños les encanta crear. Pues Swift Playgrounds va por el mismo camino: de una forma mucho más actualizada y moderna, se invita a los usuarios a intentar hacer cosas para que unos muñecos en pantalla realicen acciones que llevan a un objetivo final, por medio de instrucciones en Swift. ¿Divertido, no?

Los playgrounds no se han inventado para esta app: existen en Xcode para Swift desde la primera versión y permiten a los desarrolladores escribir código sin consecuencias en su programa, de forma que puedan experimentar situaciones que de otra forma exigirían la ejecución del código y pasar por muchos procesos intermedios innecesarios. Pues este es el mecanismo básico con el que funciona Swift Playgrounds: por medio de pantallas o fases, se invita al usuario a intentar hacer cosas con los elementos que se ofrecen en ella por medio de instrucciones como bucles, condicionales, operaciones matemáticas o clases de Cocoa (la biblioteca base de funciones de iOS), como el acelerómetro o la cámara. Así, es posible hacer pequeños programas en el que los niños pueden ver inmediatamente el efecto que produce su intervención en el programa, con efecto inmediato.

playswift2

A esto hay que añadir que el teclado de la app ha sido diseñado específicamente para programar, lo que podría ser un paso para implementar otras apps de programación, por ejemplo basadas en lenguajes de scripting como el propio Swift, que contiene todo lo necesario para trabajar con las instrucciones del lenguaje. Los resultados pueden verse a pantalla completa e incluso compartirse con otros usuarios, pudiendo mostrar nuestras creaciones al resto del mundo. Otro detalle es que se pueden crear plantillas que supongo que se podrán compartir y que permitirán ser usadas para crear otros códigos diferentes a partir de ellas. Esto es una clara invitación a los programadores ya experimentados, con lo que tengo la impresión de que la idea es que no sólo los niños usen esta app, sino también los adultos. Desde luego, para probar cosas vendrá especialmente muy bien.

La app podrá descargarse en otoño con la nueva versión de iOS 10 y suponemos que estará disponible para todos los iPads que soporten esta nueva versión. En cuanto lo tenga en la mano prometo destriparlo y dar mi opinión al respecto…

Deja tu comentario

*