Domingo en el sofá 96: cómo elegir una microSD y anuncios antiguos de informática


Por fin la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

Las tarjetas microSD se han convertido en el método más común para almacenar información en dispositivos de pequeño tamaño, como reproductores de música o cámaras de acción, o incluso para aumentar el almacenamiento de distintos tipos de terminales más grandes. Pero no todas son iguales, y por ello desde Hipertextual nos llega una pequeña guía para aprender a escoger adecuadamente la tarjeta idónea para nuestro uso.

micro

Lo primero a tener en cuenta es la capacidad, pues dependerá del contenido que queramos almacenar el necesitar más espacio o menos, aunque también tendremos que considerar cuál es el máximo que admite nuestro dispositivo. Una vez claras nuestras necesidades de espacio, la clase de la tarjeta es muy importante. El valor mostrado indica el mínimo de velocidad a la que opera una tarjeta, y existen microSD de clase 2, 4, 6 y 10, siendo esta última la más recomendable, pues nos permitirá grabar vídeo a una resolución de 1080P sin problema alguno.

Cambiando de tema, si tienes ya unos años quizá recuerdes haber visto ciertos anuncios del mundo de la informática en alguna revista impresa. Pues desde Xataka nos recuerdan algunos de ellos, donde podemos hacer un viaje en el tiempo y recordar la época en la que, con unos cuantos megabytes de disco duro, nos bastaba para poder utilizar el ordenador e, incluso, almacenar unos cuantos datos en él.

appleii

Un ejemplo es este anuncio del Apple 1, con la friolera de 4 kilobytes de RAM incluidos, y el transformador de corriente dentro del equipo. Ojo con el precio, 666,66$, cuanto menos curioso. Anuncios como este de Apple o los que podéis encontrar en el enlace a Xataka, haciendo referencia algunos a tener 10MB de disco duro o, incluso, el de Verbatim y sus discos de 5,25 pulgadas, nos hacen pensar y darnos cuenta de cuánto ha avanzado la tecnología en apenas unos años, pues hemos pasado de tener apenas unos megabytes de espacio en el disco duro a llevar más de 100 Gb en el bolsillo integrados en nuestro teléfono móvil.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de curiosidad. Y síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras entradas.

Anterior Wallpaper de la semana #148: Tired
Siguiente No sólo Apple XXXVI: Black Friday

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *