Domingo en el sofá 108: El giro a la derecha de UPS y Didac Costa en la Vendée Globe

El año comienza y la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

UPS es una de las empresas líderes en el sector de la mensajería a nivel mundial, y con tantísimos países en los que opera, es obvio que la eficiencia tiene que ser uno de los factores más importantes a tener en cuenta para sus directivos. Cada céntimo que puedan ahorrarse al día, puede resultar miles de euros al final del año.

Por ello, y desde el año 2003, en UPS utilizan ORION, un programa desarrollado para crear rutas que busquen bucles de giros a la derecha, evitando al máximo los giros al lado contrario.

Además de los obvios motivos de seguridad, han conseguido ahorrar, cada año, unos 38 millones de litros de gasolina. Esto, traducido a euros, no es poco. Además, con unas rutas más largas, han conseguido incrementar el número de paquetes entregados en 350.000. No está nada mal.

Pasando del transporte terrestre al marítimo, tenemos que conocer a Didac Costa. Su misión no es repartir paquetería, sino dar la vuelta al mundo participando en la Vendée Globe. Se trata de una regata de vela, en la que los participantes navegan en solitario y sin asistencia alguna, con el fin de dar la vuelta al mundo.

Didac Costa se ha convertido en el segundo español en completar la Vendée Globe, y ha tardado la friolera de 108 días, 19 horas, 50 minutos y 45 segundos, durante los cuales se ha encontrado sólo, con la única compañía de su velero, para hacer frente las 27.964 millas (51.789 Km) de mar que tenía por delante.

Didac tuvo que volver al puerto de salida, en Les Sables d’Olonne, Francia, tan solo un día después de la salida, pues un problema en una tubería inundó la sala de máquinas, el motor y los generadores, pudiendo reanudar la competición tres días después.

Durmiendo entre 30 y 40 minutos al día, reparando él mismo las velas, y surcando los mares y haciendo frente a los temporales que se iba encontrando por el camino, el cansancio acumulado de Didac al llegar a meta el pasado 23 de febrero era notable, pero la satisfacción de ser el segundo español en acabar la Vendée Globe, mereció la pena.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de curiosidad. Y síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras entradas.

Deja tu comentario

*