Domingo en el sofá 111: tractores hackeados y cómo afecta el cambio de hora.


Por fin la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

Con la llegada del mundo de la tecnología al día a día, no solo los ordenadores, móviles y tablets son los encargados de ayudarnos a gestionar mejor nuestra rutina y organizarnos en ella. Los vehículos, si bien hace unos años eran un amasijo de hierros con un motor y ruedas, ahora parecen ordenadores rodantes. Te habrás dado cuenta que ahora los coches vienen cargados de tecnología, con navegador GPS, controles por voz, varios sistemas electrónicos de ayudas a la conducción e incluso con WiFi.

Publicidad

Pero esto no solo ocurre con los coches, pues tambíen ha llegado al mundo de los tractores. Y parece que es algo más complicado. El ejemplo claro es John Deere. Debido a su sistema de control y centralita, tan solo se pueden hacer reparaciones sobre él en un taller autorizado de la marca, pues si se cambia una pieza y no se comunica al sistema electrónico del tractor, éste no arrancará hasta que se haga.

De hecho, la marca prohibe explícitamente a los compradores mediante una cláusula en el contrato cualquier tipo de reparación fuera de un taller no autorizado de la marca. ¿Y cómo han solventado eso? Mediante un hackeo a la centralita del tractor, a su ordenador central. Se puede decir que es como hacer el Jailbreak al tractor, pero instalándole el firmware de Ucrania, el cual no cuenta con estas restricciones. Parece que poco a poco vamos a ir teniendo que pasar por el aro de las marcas para realizar cualquier intervención en nuestros vehículos y, básicamente, en cualquier artilugo que tenga electrónica.

Cambiando de tema, esta noche hemos dormido todos una hora menos. Quizá te hayas despistado y aún no tengas todos los relojes puestos en hora, pero sí, ya estamos con el horario de verano. ¿Y cómo afecta a nuestro organismo adelantar los relojes y dormir una hora menos?

Desde Hipertextual nos traslada la respuesta del Dr. Juan Antonio Madrid, catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia, donde explica que los efectos en una persona son similares a los de realizar un viaje a Canarias. Cansancio, fatiga, apatía o irritabilidad son algunos de los síntomas que, si bien no afectan a todos y desaparecen en unos días, más comunes son.

La Unión Europea reconoce también estos síntomas, y así lo hizo en un informe en 2014 en el que, citando a la Organización Mundial de la Salud, se relacionan los síntomas sufridos durante el fin de semana del cambio de hora, con los de un mini jet-lag, aunque desaparecen en unos pocos días cuando el organismo se adapta de nuevo a la nueva hora. Aunque según los expertos, no tiene ningún efecto negativo para la salud, y es más beneficioso incluso que trasnochar cualquier fin de semana.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de curiosidad. Y síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras entradas.

 

Anterior Wallpaper de la semana #165: Primavera
Siguiente No sólo Apple LIII: El vídeo mató a la estrella de la TV

Sin comentarios