Domingo en el sofá XX


La semana llega a su final y, como de costumbre, lo hacemos con nuestro momento de buen rollo, cachondeo y relax. Nuestra dosis de entretenimiento para echar un buen rato de domingo en el sofá en tu rincón preferido de noticias con un poco de humor.

Esta semana comenzamos con la red social Twitter. A estas alturas sabréis todos lo que es y como funciona. Pues desde The Verge nos llega una noticia que a mi, personalmente, me ha llamado la atención. Twitter ha cerrado una cuenta que se dedicaba a publicar los tweets borrados de los políticos. Sí, tal y como lo lees.

Publicidad

Politwoops, era un proyecto de la Fundación Sunlight, lanzado en 2012 con una simple mision: guardar los tweets borrados que los políticos preferirían que no vieras. El pasado jueves, Twitter acabó con este proyecto.twitter

Según un comunicado que emitió la fundación, explican que Twitter decidió que Politwoops violaba los Términos de Servicio de la compañía a «un nivel fundamental» y decidieron eliminar la cuenta.

Habría estado interesante poder ver todo lo que borraban los políticos de sus Twitters, pero tras la decisión de la red social será imposible a partir de ahora. Imposible creíamos que era lo que os vamos a contar ahora.

En la Universidad de Tokio, un grupo de investigadores japoneses ha desarrollado con éxito el primer sistema en el mundo formado por un motor eléctrico capaz de transmitirle a la rueda la potencia de una forma inalámbrica. Como si del WiFi de nuestra casa se tratara, pero con la finalidad de mover un automóvil.

La noticia nos llega desde HiperTextual y, como aficionado tanto al mundo de la tecnología como a la mecánica del automóvil, me ha parecido curioso la forma de unir dos conceptos utilizados en ambos mundos: la carga inalámbrica, como la que se puede encontrar en algunos terminales móviles del mercado y el motor eléctrico de un automóvil.

motor-electrico-inalambrico

Este nuevo sistema de transmisión transmite la potencia de forma inalámbrica desde una bobina de emisora, situada en el chasis del vehículo, a una bobina receptora situada en el interior de la rueda. La distancia que separa ambos elementos es de 10 centímetros; la suficiente para evitar el rozamiento entre las dos partes y, a la vez, ser capaz de transmitir la energía sin apenas pérdidas.

proceso-motor-electrico-610x491

Una cualidad muy interesante de los motores alojados independientemente en las ruedas es la de poder controlar a la perfección tanto la aceleración como el frenado de cada rueda, actuando de esa forma como un control de tracción y evitando deslizamientos de una forma más eficaz y sin desgastar frenos, tal y como lo realizan los sistemas actuales.

Habrá que estar pendiente de su lanzamiento, pues es una idea muy interesante y que a la larga ahorraría costes, tanto en mantenimiento (Menos piezas móviles, menos cables y elementos más accesibles) como en dinámica de conducción.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de humor. Y síguenos en Facebook y Twitter.

 

Anterior Wallpaper de la semana #71: puente colgante
Siguiente 9 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (7-junio-15)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *