Domingo en el sofá XXI


La semana llega a su final y, como de costumbre, lo hacemos con nuestro momento de buen rollo, cachondeo y relax. Nuestra dosis de entretenimiento para echar un buen rato de domingo en el sofá en tu rincón preferido de noticias con un poco de humor.

Esta semana, concretamente el viernes día 12, se cumplieron 10 años del discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford. Te recomendamos que, si no lo has visto, le des al play y te dejes llevar durante casi 15 minutos escuchando con atención cada una de las ideas que el CEO de Apple quería transmitir a los alumnos que ese día se graduaban, todas basadas en sus experiencias personales. Y si ya lo has visto, esta es la oportunidad perfecta para volver a hacerlo.

Publicidad

15 minutos que vale la pena escuchar para prestar atención a todo tipo de detalles sobre los consejos de Jobs a los alumnos.

Siguiendo con la temática de Apple, hace unos días acusaron a una universidad china de plagio dado que su logo era similar al del Touch ID de la marca de la manzana.

Debido al 110º aniversario de la universidad china de Fudan, una de las instituciones más prestigiosas del país, crearon un logo para su conmemoración. La noticia nos llega desde Modmyi, donde podemos ver también la imagen que os mostramos a continuación. No parece casualidad que la huella sea la misma…

FudanUniversity-AppleTouchID-resemblance

Parece que en China siguen con sus ya tradicionales costumbres de copiar ideas en vez de desarrollarlas desde cero. Habrá que ver si Apple toma cartas en el asunto o simplemente lo asume como una anécdota.

Aunque para anécdota curiosa la que nos llega desde Mercury News. Una señora, tras fallecer su marido, llevó al vertedero unas cajas que contenían ordenadores viejos el pasado mes de abril. Cuál fue la sorpresa de la empresa de reciclaje cuando dio cuenta que, en una de esas cajas, había un Apple I, modelo de los que tan solo se fabricaron 200, todos ellos por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ron Wayne, en el año 1976.

Dai Sugano

Este mes, la empresa lo vendió por 200.000$ a una colección privada, y están buscando a la señora, quien no quiso ningún tipo de recibo al depositar las cajas, para otorgarle los 100.000$ que le corresponden, puesto que siempre reparten los beneficios al 50-50 con el donante.

Así que ya sabéis, tened cuidado con lo que os encontráis en las cajas viejas llenas de polvo, pues sin saberlo podríais tener un tesoro entre manos.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de humor. Y síguenos en Facebook y Twitter.

 

Anterior Las ocho mejores apps nuevas en la App Store (13-6-15)
Siguiente Actualizaciones de la semana (14-junio-2015)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *