La evolución en el modelo de pago de las aplicaciones


Flurry, un servicio dedicado a realizar análisis del uso de aplicaciones en dispositivos móviles, ha publicado un interesante artículo en el que hace un estudio de la evolución en el modelo de precios de las aplicaciones. Y la conclusión a la que llega es clara: los usuarios prefieren las aplicaciones gratuitas frente a las de pago, aunque éstas no tengan anuncios o dispongan de funcionalidades adicionales.

Publicidad

Para la realización de este estudio, Flurry ha tomado como base los datos proporcionados durante 4 años por las casi 350.000 aplicaciones (no solo de la App Store, también de Google Play) que utilizan Flurry Analytics.

Aumenta el número de aplicaciones gratuitas

La primera parte del estudio se centra exclusivamente en las aplicaciones de la plataforma iOS, gracias a que la App Store lleva más tiempo en funcionamiento y permite tener una visión más completa a lo largo de los años. Según el informe, hay una tendencia clara a que aumente el porcentaje de aplicaciones gratuitas, llegando al 90% del total (de aplicaciones analizadas). Esta línea creciente viene motivada, según Flurry, no por decisión propia de los desarrolladores, sino por las preferencias de los usuarios hacia el contenido gratuito.

Precio de las aplicaciones para iPad frente a las de iPhone y dispositivos Android

Otro punto interesante es el precio medio de las aplicaciones por dispositivo. Desde el lanzamiento del iPad en 2010, la sensación es que las aplicaciones para este dispositivo son más caras que las de iPhone (por tener una referencia cercana) o las de otros dispositivos. Pues bien, no es una sensación. El estudio muestra que el precio medio de las aplicaciones para iPad es de 0,50 dólares, frente a los 0,19 $ de las aplicaciones para iPhone o los 0,06 $ de las app para Android. Este dato, además de ser un factor determinante para que muchos desarrolladores se decanten por la plataforma iOS frente a Android, sirve a Flurry para extraer dos conclusiones. La primera, obvia, que los usuarios de dispositivos Android están menos dispuestos a pagar por contenido que los de equipos iOS. La segunda, un poco más dudosa, que los ingresos de los propietarios de iPad son más altos que los que tienen otros dispositivos y utilizan este mayor poder adquisitivo para, entre otras cosas, comprar aplicaciones.

Pruebas con el cambio de precios

El tercer aspecto que se analiza es el cambio de precios de las aplicaciones y las consecuencias que éstos tienen en la determinación del precio definitivo. Comparando aplicaciones que cambian de precio de forma temporal frente a las que se mantienen invariables. En este caso se vuelve a mirar de forma exclusiva a la App Store. El gráfico muestra aplicaciones gratuitas, con una columna en azul que recoge aquellas aplicaciones que han sufrido cambios de precio. Como se puede ver, la tendencia es, de nuevo, al alza.

El estudio concluye afirmando que los usuarios prefieren las aplicaciones gratuitas (aunque incluyan anuncios) que las de pago, por mucho que en la mayoría de los casos haya que pagar menos de 1 o 2 euros para poder descargarlas. En esta línea, apunta a que puede generar más ingresos una aplicación gratuita con anuncios que una que incluya compras inApp, teniendo en cuenta las supuestas reticencias de los usuarios a pagar por el contenido.

Estas conclusiones chocan (al menos en este último punto) con los datos obtenidos por las dos entregas de Infinity Blade en los periodos en los que han pasado a ser gratuitas. Estos dos juegos no solo han visto aumentar considerablemente el número de descargas, sino también los ingresos a partir de las compras inApp. Tampoco se puede quejar EA con Real Racing 3 que, a pesar de las críticas recibidas, también ha obtenido grandes beneficios aplicando el modelo freemium.

Vía: Flurry

Anterior Apple compra la empresa Locationary para seguir mejorando su servicio de mapas
Siguiente 11 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (19-jul-13)

Un comentario

  1. Jaime
    29 de julio, 2013
    Responder

    Felicitaciones Iñigo por tan excelente artículo (interesante, claro y directo),.. sigue adelante