Domingo en el sofá 99: Cómo colocar las cadenas de nieve

Por fin la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

El ecuador de diciembre ya ha pasado, y estamos apenas a unos días de dar la bienvenida al invierno dejando el otoño atrás. La Navidad, la despedida del año y la entrada a 2017 están al caer, así como las grandes nevadas que suelen acaecer por estas fechas. Si viajas mucho con el coche, es importante que revises todos los elementos del vehículo para comprobar su perfecto estado, pero además es muy interesante que sepas como colocar las cadenas en caso de circular por zonas con heladas o posibles nevadas.

Desde Hipertextual nos dan unas claves a la hora de realizarlo. Lo primero es básico, y consiste en escoger bien el modelo de cadenas para nuestro coche. Ya sean metálicas o de tela, deben cumplir con la medida de los neumáticos que montemos. El siguiente punto consiste en saber qué eje es el motriz en nuestro coche. Es decir, qué ruedas son movidas por el motor: las delanteras, traseras o las cuatro. En función de esto, las colocaremos en las ruedas con la tracción.

cadenas

Lo mejor para ver el método de instalación es mediante el vídeo que os dejamos a continuación:

Una vez tengamos claros estos dos puntos, es muy beneficioso el haber practicado antes sin la presión del frío y de la situación, pero de no ser así no hay de qué preocuparse. Las cadenas deberán estar desliadas y sin nudos, y comenzaremos pasándola por detrás del neumático, para cuando esté bien desplegada levantar los extremos del anillo inferior, y llevarlos hacia la parte frontal del neumático. Entonces la iremos centrando por delante del neumático, hasta dejarla en su posición poco a poco. Es importante que la cadena se quede centrada, tanto en la banda de rodadura como en el flanco del neumático, y sobre todo, tensarla bien y asegurarse, rodando unos metros, de su correcta colocación.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de curiosidad. Y síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras entradas.

Deja tu comentario

*