Evernote pide disculpas por los fallos en su aplicación y asegura que trabaja para corregirlos


Cuando una aplicación o servicio recibe una dura crítica en un medio no estamos acostumbrados a ver cómo el máximo responsable de la empresa responde a los comentarios y, ni mucho menos, asume los errores cometidos y promete solucionarlos.

Publicidad

Esto es lo que ha pasado estos días con Evernote, cuyo consejero delegado ha tenido que responder a un largo artículo del periodista Jason Kincaid en el que detallaba una serie de importantes errores en las diferentes versiones de la aplicación.

Kincaid reconoce ser un usuario bastante avanzado de la aplicación, lo que le permite hablar de la falta de conexión entre las diferentes herramientas que la componen (gracias a las adquisiciones que Evernote ha ido realizando a lo largo del tiempo como, por ejemplo, Skitch) o los fallos en las extensiones necesarias para sacar el máximo rendimiento si se utiliza el servicio desde el navegador.

Pero el fallo que colmó la paciencia de Jason fue un problema con la grabación de notas de audio desde la aplicación para iOS. Puesto en contacto con el departamento de soporte de la compañía (sobre el que también tiene quejas por su lentitud) un técnico le pidió que le enviase un fichero que registra toda la actividad del servicio. Un fichero que, tal y como pudo comprobar Kincaid, contiene información confidencial (en realidad, nuestras notas, fechas de creación, etc.).

De pronto el periodista se encontró con dos problemas: primero, que la aplicación no grababa correctamente las notas de audio. Segundo, mucho más grave, que almacenaba información confidencial sin codificar (al menos, en la versión para OS X).

Pues bien, pocos días después, Phil Libin, CEO de Evernote, se ponía en contacto con Jason para disculparse, reconocer los fallos y asegurar que la compañía está trabajando en corregirlos. Todo esto acompañado de un artículo posterior en el blog de la empresa titulado Sobre la calidad del software y construyendo un mejor Evernote en 2014 en el que hace referencia a todo este asunto, habla sobre el crecimiento experimentado por Evernote en los últimos años y afirma su compromiso por mejorar el servicio que dan.

Entre otros puntos importantes, destaca el hecho de reconocer que el lanzamiento de la actualización para iOS 7 fue frustrante, con graves problemas de estabilidad en la aplicación. Libin va más allá, dando datos concretos sobre el número de empleados que trabajan directamente en la aplicación, las prioridades de los últimos meses de trabajo (estabilidad) y las de los próximos (diseño y simplicidad). En cuanto al problema de seguridad, también han hecho las correcciones necesarias.

Por supuesto, no vamos a quitar importancia a los problemas detectados, pero sí que es de agradecer una respuesta tan rápida y directa por parte del máximo responsable de una empresa. Ahora solo queda esperar que las correcciones lleguen pronto y que, aunque esto es más complicado, otras empresas tomen ejemplo de Evernote.

Vía: MacLife

Anterior La aplicación Kindle para iOS se actualiza a la versión 4.1
Siguiente Las ventas en la App Store superan los 10.000 millones de dólares en 2013

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *