Domingo en el sofá LXIX: Llantas de carbono y un smartphone modular


Por fin la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

La fibra de carbono, ese material con una resistencia similar al acero y con un peso casi ridículo que cada vez se está utilizando en más aplicaciones. Se dio a conocer en la Formula 1, y poco a poco hay coches de calle que la están incorporando, pese a su alto precio comparado con metales como el acero. Alerones, monocascos o piezas aerodinámicas es lo más usual pero, ¿por qué tomaríamos la decisión de fabricar una llanta con este material?

Publicidad

Carbon-fiber-wheel

Desde Hipertextual nos dan la respuesta. La reducción en el peso no suspendido es muy importante, haciendo trabajar más a la suspensión. Además, son más rígidas que sus equivalentes de aleación ligera, por lo que soportan mucho mejor los giros bruscos y las carreteras bacheadas, consiguiendo un mejor control del coche en una posible situación de riesgo. Está claro que, de momento, aún queda para que las veamos montadas en nuestro coche de diario, pues su alto coste lo hacen, a día de hoy, una opción inviable para casi todo conductor.

Lo que sí parece viable a corto plazo es el smartphone modular. ¿Qué quiere decir eso de modular? Pues que el teléfono será como un Lego, pudiendo comprar módulos para añadirlos al terminal base o actualizar los existentes. Estos módulos estarían compuestos por una cámara con mejores características, un altavoz más potente o incluso más memoria interna. Lo único que no podríamos cambiar es la pantalla, el procesador y la batería, por motivos de arquitectura y fiabilidad del terminal.

Google lo ha llamado Project Ara, y se espera una versión comercial a finales de 2017, y una de las características más llamativas es el intercambio de módulos «en caliente», es decir, sin apagar el terminal o retirar la batería del mismo. Habrá que ver lo que son capaces de hacer los ingenieros de software para llevar más allá la capacidad modular de este futuro smartphone.

Si no quieres perderte artículos como éste, aquí puedes leer todas las entradas de Domingo en el sofá para acabar la semana con un toque de curiosidad. Y síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras entradas.

Anterior Wallpaper de la semana #121: Coloso
Siguiente No sólo Apple XIX: La utopía educativa

Sin comentarios