Jobs pudo ser hijo de un abogado o un sirio rico, pero acabó siéndolo de un mecánico [One More Jobs VII]


Volvemos con nuestra sección dedicada a Steve Jobs. Historias curiosas y anécdotas sobre uno de los genios más grandes de la historia. Cortitas, entretenidas y cada dos semanas. Todos los artículos se publican exactamente a las 9:41am, hora de California (pulsa aquí para saber por qué).

one more jobs

Publicidad

El padre de Steve, Paul Jobs, fue un marinero mecánico durante la Segunda Guerra Mundial. Al terminar el servicio, demostró su habilidad para conseguir cosas imposibles. Justo antes de desembarcar en San Francisco, apostó con compañeros de tripulación que encontraría esposa en dos semanas. En diez días se comprometió con Clara Hagopian, la hija de unos inmigrantes armenios y ganó la apuesta. Nueve años después, como no podían concebir, decidieron adoptar un niño.

Los padres biológicos de Steve Jobs fueron Joanne Schieble y Abdulfattah John Jandali. Eran hijos de familias de acaudalados empresarios en Wisconsin y Siria, respectivamente. La familia de ella no aceptó a su novio, por no ser católico, por lo que cuando ella quedó embarazada decidieron ocultarlo y dar el niño en adopción. Joanne exigió que sus padres adoptivos debían ser licenciados universitarios y se asignó al niño a una pareja en la que él era abogado. En el último momento la familia adoptiva decidió que preferían una niña y rechazaron la adopción. Fue así como Steve acabó en manos de los Jobs, familia humilde y sin estudios. Tras muchas reticencias, Joanne aceptó entregar su hijo a los Jobs si estos se comprometían por escrito a crear un fondo para que el niño pudiera ir a la Universidad.

Una curiosa concatenación de hechos. La intolerancia religiosa de una familia rica hizo que Steve fuera criado por la modesta familia de un mecánico de coches y una contable. El mejor regalo que le dio su madre biológica fue imponer su educación universitaria, que unida a su talento le convirtieron más adelante en multimillonario. Cosas así hacen que se diga que EEUU es el país de las oportunidades, ¿no?

Pulsa aquí para leer todas las historias de One More Jobs. Y síguenos en Facebook y Twitter para no perderte otros artículos como este.

Esta historia forma parte de la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson. Si te interesa, puedes comprarla en iTunes por 6,99€ pulsando aquí.

Anterior 8 aplicaciones gratuitas por tiempo limitado (20-julio-15)
Siguiente El podcasting crece con iOS 8; el 80% de los usuarios usan productos Apple

3 Comentarios

  1. Elijo
    21 de julio, 2015
    Responder

    Y…… A quien le parece relevante ?

    • lainon
      21 de julio, 2015
      Responder

      No es ni más ni menos relevante… Son detalles biográficos de una persona de interés, que por supuesto no tienen que interesar a todo el mundo. Para los que estamos interesados en la historia de la tecnología, estos detalles son el "salsa rosa" que dan el contexto a lo que ocurre después, en lo realmente importante. Pero no sabemos que hubiera sido de Jobs si hubiera vivido en casa de unos ricos abogados. Lo mismo se hubiera adocenado y no hubiera querido ser como fue después, o no completamente. Detalles como el sitio donde vives son relevantes para lo que una persona es después de muchos años, así que sí, puede que a priori no resulte relevante, pero lo es bastante para definir la personalidad de unos de los hombres más importantes de la tecnología los últimos 40 años.

  2. jaranor
    21 de julio, 2015
    Responder

    Pues a mi si y a cualquiera que le guste mucho apple le gusta saber la historia del creador.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *