No sólo Apple LXXVIII: Los fallos de Amazon


Amazon es una empresa altamente exitosa desde hace más de diez años… Su modelo comercial sin duda ha sido tremendamente efectivo, y aunque en realidad hace relativamente poco que ha comenzado a impactar realmente en beneficios, es evidente que su tesón les está llevando lejos… Aunque no es oro todo lo que reluce…

Son varios los tropiezos de Amazon en varios sectores. Aunque desde luego son y probablemente seguirán siendo los reyes del cotarro comercial, en otros aspectos han tenido resbalones importantes, como en el sector tecnológico, donde tal vez (y sólo tal vez) han diversificado demasiado, lo que les está llevando a una situación en la que se han hecho poco confiables. Los servicios web de Amazon, los líderes de la nube actualmente, son desde luego una plataforma realmente bien estructurada y con servicios técnicos que los han llevado a ser los primeros de la lista (superando incluso a Microsoft en estos menesteres, aunque estos también están subiendo rápido en ese sector, y dejando muy atrás a Google). Pero AWS no deja de ser un servicio que básicamente es una consecuencia de su propio negocio principal: el sistema informático que han generado para la tienda de Amazon es tan impresionante que con mucho tino decidieron que podía sacársele partido para otros menesteres.

Pero, ¿quién les manda meterse a móviles? ¿O tablets? ¿O en el streaming? Porque es cierto que son sectores muy jugosos, pero seamos sinceros: Amazon es una empresa de comercio electrónico, no de tecnología. Google ha tenido igualmente tropiezos semejantes y las Google Glass o el coche autónomo son ejemplos de ello (aunque seguramente este último será vendido por piezas al mejor postor). Sus máquinas baratas con Google OS aún tienen tirón, pero habrá que ver por cuanto tiempo. Al menos con acierto decidieron que en los móviles era mejor no meterse mucho, y su Nexus no deja de ser un canto de cisne acatarrado. El último follón en el que se ha metido Amazon es su Amazon Prime Video, que ya salió al mercado con una deficiencia importante: sólo se podía ver en web y con una cantidad de títulos ridícula comparado con su competencia. En la keynote de junio se anunció que habría Prime Video para Apple TV pero aún seguimos esperando, y posiblemente para octubre tengamos la dichosa app, pero dado que ya han habido dos atrasos, es posible que haya más…

Amazon tuvo un éxito importante con sus lectores electrónicos, ya que los libros siempre han sido uno de sus mejores activos. Era un paso relativamente lógico. Pero también era esperable que los lectores electrónicos no tenían mucho futuro, y que serían sustituidos por las tablets y los móviles más antes que después. Por eso decidieron lanzar su gama de aparatos y un sistema operativo propio basado en Android que les permitiera estar en la cima. El problema es que no sólo no han alcanzado la cima, si no que están a los pies de la montaña, todavía intentado subir desde la estación base. Tal vez, y sólo tal vez, sea un buen momento para replantearse prioridades, ya que una mala inversión a lo Nokia puede hacer que muchas cosas se vayan al traste. Y Amazon no es Microsoft, que tiene una base de líquido brutal que le permite aguantar carros y carretas. Y a ver donde íbamos a comprar ahora las cosas, que ya hemos cogido costumbre y eso de volver a las tiendas da pereza…

Anterior Wallpaper de la semana #191: El señor de los anillos
Siguiente 8 apps gratis por tiempo limitado para iOS (27-septiembre-17)

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *