No sólo Apple LI: Peras por Manzanas (X)

Un Linux que parecía un Mac fue posible… Durante un tiempo al menos. Pear OS fue un experimento que desapareció del mundo hace unos años y que podía haber sido algo más. Simplemente desapareció del mapa y dejó a muchos con un sabor amargo en la boca de lo que podía haber sido tener una experiencia de usuario “parecida” a un Mac… [Seguir leyendo…]

No sólo Apple L: ¿El fin de la televisión?

Recuerdo perfectamente que hace 20 años o así ya nos prometían, gracias a la tecnología punta del cable y el satélite, que nos independizaríamos de la TV unidireccional en la que una o varias fuentes de información nos transmiten comunicaciones que nosotros simplemente teníamos que consumir… Décadas más tarde la cosa no ha cambiado mucho, aunque estamos entrando en la era, tal vez no como nos habíamos imaginado, pero cerca, en que la televisión deje de ser simplemente un canal de absorción para convertirse en algo más… ¿O no? [Seguir leyendo…]

Spotify alcanza los 50 millones de suscriptores de pago

Cuando se lanzó el servicio de Apple Music le comenté a varias personas que aquello era exactamente lo que necesitaba el sector para empezar a crecer a toda pastilla. Hasta entonces Spotify se batía el cobre a solas, en su batalla por convencer a millones de melómanos de que era mejor alquilar música que comprarla. Todo un cambio de paradigma que muchos siguen sin terminar de aceptar (el culto por el disco persiste, y del vinilo ya ni hablo) y que el propio Steve Jobs nunca compartió. Ahora ya no hay dudas de que avanzamos hacia servicios de streaming en casi todo lo que huela a digital. Y hoy Spotify ha confirmado en su cuenta de Twitter que han alcanzado los 50 millones de suscriptores de pago. [Seguir leyendo…]

No sólo Apple XLVIII: Nokia, el retorno.

Pocas marcas han dejado una huella en el mundo de la tecnología digital como Nokia. Una empresa inicialmente orientada a otros campos (es la “Samsung” finlandesa: fabrican desde papel a electrodomésticos, motores, etc…) terminó convirtiendo los móviles en uno de sus principales mercados y en su gran debacle, con importantes consecuencias políticas. [Seguir leyendo…]

No sólo Apple XLVII: WeChat, ¿una amenaza para Apple?

Como seguramente sabréis, WeChat es la red social más importante de China. Una mezcla de Facebook y WhatsApp a la oriental, ya que de hecho en ese país el acceso a redes sociales y medios externos, aunque no totalmente bloqueada, es muy despreciada en general por el público debido a las políticas gubernamentales. Pues bien, el gigante de los RRSS asiático lanza un órdago a Apple (y por extensión a Google) con una tienda propia de aplicaciones.

No es una tienda propiamente dicha: sin descargar ninguna aplicación en específico, esta aplicación es una “super-aplicación” (aunque ellos, supongo que irónicamente, lo llaman “Xiaochengxu”, o “mini-programa” en Chino) que llegará a contener multitud de aplicaciones que los usuarios podrán usar directamente, sin necesidad de descargarse nada: gestión de compras, calendario, citas y otras funciones cotidianas que generalmente solemos ejercitar con múltiples aplicaciones que los señores de WeChat han considerado que pueden perfectamente estar en una sola app para comodidad del usuario. Pero, ¿seguro que es una buena idea?

Las “super-aplicaciones”, generalmente, no han sido una buena idea nunca. El caso más clásico del que podemos aprender es “Microsoft Bob”, una aplicación que publicó Microsoft al sacar al mercado Windows 95 que tenía como función principal, facilitar el acceso a las funciones del sistema a las personas con menos conocimientos y a los niños. La idea podía pasar por ser aparentemente correcta, pero por supuesto fue un fracaso. Era tan limitante y de funcionamiento tan extraño (fue de las primeras veces que comenzó a implementarse un modelo de “espacio cerrado” para interactuar con las máquinas) que nadie lo aceptó, y quedó relegado al baúl de los recursos digitales. Remontándonos más atrás, incluso, podemos recordar el fracaso que supuso en la época (estamos hablando de mediados de los años 60) el proyecto “Multics”, que fue un ambicioso sistema operativo en el que de alguna forma se intentaba hacer un “todo-en-uno” y que aunque tuvo varias implementaciones, simplemente fue olvidado. Como reacción al proyecto apareció Unix, que era la visión más simplista y modular que los señores de AT&T Thompson y Ritchie (del que ya hablamos hace tiempo) implementaron y que terminó siendo, aparentemente, la opción correcta.

Pero más allá del concepto de “super-aplicación”, el problema fundamental es si realmente el público quiere un “todo-en-uno” para el móvil, o para cualquier otra cosa a decir verdad. Cuando Apple publicó su App Store, supuso una sublevación al concepto informático tradicional de adquisición y uso de aplicaciones: en un sólo lugar podías encontrar las cosas que necesitabas para tu aparato. Y aquí la claves es “las cosas”. Uno de los éxitos de iOS y la App Store es que podías tener una multiplicidad de apps que tú podías elegir para hacer la función que más te gustara y de la forma que más se adaptara a tu forma de vida y de ser. WeChat destruye ambas cosas en una sola aplicación: por un lado, no te deja elegir nada (ellos te pondrás las apps que ellos quieran y serán las que podrás usar), y sólo podrás usar las cosas como ellos quieran, con la función que te pongan y tu no podrás hacer nada al respecto. Ellos están llegando a acuerdos con grandes empresas chinas de servicios que ofrecerán su negocio por medio de dicha plataforma. Naturalmente, los usuarios chinos parecen no estar muy por la labor, y ciertamente muchos están en desacuerdo con algo que obviamente ni siquiera te da una mínima capacidad de elección.

Si a esto le añadimos que ya de por sí WeChat ocupa, como la pasa a Facebook o WhatsApp, un montón de espacio en los móviles y sabiendo que estas apps no son precisamente muy eficientes, añadir un “super-sistema” a la misma no será, técnicamente, ni fácil de implementar ni una buena idea a la hora de hacerlo correr en el teléfono. Intuyo, no obstante, que será un desarrollo basado en web, es decir, no nativo, lo que aligerará mucho el rendimiento, pero al mismo tiempo probablemente no estará disponible sin conexión a la red. En definitiva, es probablemente una mala ida de los señores de WeChat que el tiempo se encargará de poner en su sitio. La generación móvil no es tan “obediente” como las anteriores y probablemente eso suponga un buen batacazo para la compañía china.

No sólo Apple XLIV: Algo huele a podrido en Corea

19812-20868-19763-20765-19707-20641-Jay-Y-Lee-Samsung-l-l-l

Corea del sur es ahora mismo un hervidero de grandes dimensiones. El al parecer presunto gobierno corrupto de la hasta ahora presidenta Park Geun-hye, que está siendo investigada y que está en un proceso de “impeachment”, ha alcanzado a las grandes empresas del país, como Samsung, LG y Hyundai entre otras, con lo que las dimensiones del escándalo están siendo mayúsculas. Pero, ¿cómo afecta esto al mundo tecnológico y a su futuro más próximo, teniendo en cuenta que estas son algunas de las empresas asiáticas más importantes del mundo?

[Seguir leyendo…]

Una sentencia judicial da un paso más hacia la liberalización de las apps en iOS

App Store

La Corte de Apelación de Estados Unidos acaba de publicar una sentencia que reconoce el derecho de los usuarios de iPhone y iPad a demandar a Apple por posición de monopolio en la venta de apps en iOS. Todo comenzó en 2012 cuando Apple fue demandada por impedir que sus clientes puedan instalar aplicaciones provenientes de ninguna otra parte que la App Store. La sentencia de hoy no tumba aún la situación pero es un revés importante para Apple, con consecuencias que pueden tener gran impacto en iOS. [Seguir leyendo…]

No sólo Apple XLII: Java y Oracle van a por ti

93932968

Seis años después de adquirir Sun Microsystems, Oracle se lanza a una ofensiva totalmente inesperada para los usuarios de Java y empresas que en general desarrollan en esta plataforma: a partir de ahora, como no tengas cuidadín, te la van a liar parda. Avisados estáis. [Seguir leyendo…]