Domingo en el sofá LXV: Revolucionando la Game Boy original y neumáticos para Porsche


Por fin la semana acaba y, como es habitual, en iPaderos lo hacemos con nuestro Domingo en el sofá, la sección donde podrás encontrar noticias que se salen de nuestra tónica habitual y, casi siempre, con una buena pizca de humor, curiosidades y entretenimiento.

Hace unas semanas os trajimos unos cuantos proyectos para realizar con una Raspberry Pi, pero ahora hay uno que es incluso mucho mejor que los que te contamos. Se trata de modificar una Game Boy original para jugar a juegos de Super Nintendo. ¿Que cómo ha llegado a ello el creador? Muy facil, ha sido todo una mezcla de Game Boy averiada, conocimientos de electrónica y ganas de trastear.

Publicidad

El creador pensó, dado el éxito que ha tenido en las redes, en fabricar más unidades y venderlas, pero por miedo a posibles problemas de Copyright con Nintendo se ha ceñido a crear una guia de cómo hacerlo y colgarla en la web.

Para fabricarte una tan solo necesitas piezas de ambas consolas, una Raspberry Pi (incluso el modelo Zero, más barato, te servirá para ello) y seguir su tutorial al pie de la letra. ¡Yo ya estoy buscando por la red una Game Boy averiada para comenzar con el proyecto!

Cambiando de tema, en un coche los neumáticos son el único elemento que lo sujetan a la carretera, por ello el estado de los mismos es primordial. Si bien en un vehículo normal la marca no es tan decisiva, en un deportivo como Porsche un neumático homologado por la marca puede marcar la diferencia. En vehículos más modernos encontrar neumáticos homologados por la marca no es tarea difícil pero, ¿qué ocurre en vehículos más antiguos y en los clásicos?

Gracias al afán de Porsche porque sus vehículos sigan circulando tengan la edad que tengan, junto con Pirelli han homologado neumáticos para vehículos desde el año 1959. ¿Qué significa esto? Que sus propietarios, además de disfrutar de unas gomas con una apariencia y dimensiones de la época, también lo harán de un compuesto del siglo XXI, aumentando con ello la seguridad y deportividad de sus vehículos.

porsche_classic

Además de 161 medidas de neumáticos de verano, los compradores podrán elegir entre más de 130 medidas de invierno cuando por razones climáticas sea necesario. Hoy en día, y con los tiempos que corren, llama la atención que haya marcas que se siga preocupando por mantener sus vehículos en perfecto funcionamiento, sin importar cuándo hayan sido fabricados, y como amante de los clásicos es algo que se agradece.

Anterior 6 apps gratis por tiempo limitado para iOS (23-abril-16)
Siguiente No sólo Apple XVII: El efecto Osborne

Sin comentarios