Steve, ¿por qué eres tan imbécil? [One More Jobs IX]


Volvemos con nuestra sección dedicada a Steve Jobs. Historias curiosas y anécdotas sobre uno de los genios más grandes de la historia. Cortitas, entretenidas y cada dos semanas. Todos los artículos se publican exactamente a las 9:41am, hora de California (pulsa aquí para saber por qué).

one more jobs

Publicidad

La historia de hoy nos la cuenta Nick Bilton en The New York Times. Nos cuenta que en 2010, un amigo suyo estaba en el restaurante del hotel Four Seasons de San Francisco. Así contaba lo que pasó aquella mañana:

La camarera, una tímida mujer en la treintena, se acercó a ellos y les preguntó qué querían desayunar. El Sr. Jobs pidió un zumo de naranja recién exprimido.

Tras unos minutos, la camarera volvió con un vaso grande de zumo. El Sr. Jobs tomó un sorbo y le dijo bruscamente que la bebida no estaba recién exprimida. La devolvió y pidió otra nueva.

Poco después, la camarera volvió de nuevo, esta vez con un vaso de zumo recién exprimido. Cuando lo probó le dijo en un tono agresivo que el zumo tenía pulpa por arriba. Y volvió a devolver esa también.

Mi amigo me dice que entonces miró al Sr. Jobs y le preguntó «Steve, ¿por qué estás siendo tan imbécil?»

El Sr. Jobs contestó que si la mujer hubiera escogido ser camarera como su vocación, «entonces ella debería ser la mejor».

Daros cuenta que esa mujer no trabajaba para Jobs. Y no es descabellado pensar que no fuera una camarera vocacional. ¿Cuál sería la presión que Steve impondría a sus empleados en Apple? Personas que sí que trabajaban para él, y muchos de los cuales estarían encantados de pertenecer a esa compañía. Es normal que algunos de sus ejecutivos evitaran sus llamadas y se escondieran en sus casas. O que evitaran el ascensor para no quedarse atrapados con él durante unos segundos. O que tuvieran miedo de decirle que algo era imposible.

En todo caso, parece que las relaciones sociales no eran un punto fuerte de Steve Jobs. Porque ser un genio no es incompatible con ser imbécil a ratos, ¿no?.

Pulsa aquí para leer todas las historias de One More Jobs. Y síguenos en Facebook y Twitter para no perderte otros artículos como este.

Imagen original: BI

Anterior Los 9 mejores editores de fotos gratis para iPad y iPhone
Siguiente Web, bichos, cables y otras cosas de comer

Sin comentarios