No sólo Apple LXXXI: Porqué no instalo Windows 10


Sí, ya sé: ya viene este hablando mal de Microsoft y bla, bla, bla… El artículo de esta semana no va de hablar mal, si no de dar mi opinión sobre porqué yo no quiero instalar Windows 10 en mis ordenadores, PC o Mac, da igual. Quiero dar una serie de puntos por los cuales considero que no es el sistema operativo más adecuado para un ordenador (y usuario) actual, en muchos sentidos. Y las alternativas que tenemos a cambio.

Estos son los puntos importantes con los que quiero explicar mi posición. Aclaro que son puntos basados en mi experiencia instalando este sistema, con lo que no quiero simplemente expresar una opinión, sino hechos fácticos que creo que son importantes. Por delante quiero que vaya una cosa: considero que Windows 10 es un sistema seguro en general (tan seguro como han sido siempre los sistemas de Microsoft, claro), aunque lamentablemente no es el único criterio importante a la hora de elegir y usar un sistema operativo.

Primero de todo, es el sistema en si mismo. Después del batacazo que supuso Windows 8 (siguiendo la teoría de las versiones impares), tenían que sacar adelante una versión refinada que gustara otra vez a todo el mundo. Devolver el escritorio y el menú de inicio eran pasos obligados, pero… En realidad, con los añadidos técnicos que contiene, Windows 10 no es más que unas Windows 8 parcheada, que a su vez eran unas Windows 7 con Metro y sin menú de inicio. Al final, lo que realmente tenemos en la mano es una versión fea de un sistema operativo de hace 8 años. Sí, fea, porque Windows 8 y Windows 10 son más feos que un pecado. Pero entiendo que en todo caso es un tema de opiniones…

Sí, evidentemente le han metido cosas nuevas, como la tienda de aplicaciones (fallida), integración con varios subsistemas de la propia Microsoft (tarde y no demasiado correctas), etc… Pero el hecho de que se anunciara como que era un sistema que iba a correr en los mismos equipos que Windows 7 ya nos hizo entrever que algo no iba bien. Y efectivamente lo hace, por la razón antedicha. Pero con diferencias clave que hacen que sea aún más inusable. El principal defecto es el sistema de actualización: ahora, SI O SI, tienes que actualizarte cuando ellos te digan y como ellos te digan, sin posibilidad de poder elegir qué actualizar, cuando y cómo, algo importante en las Windows 7. Con eso intentaban quitarse de encima a los piratas, pero el problema es que también ocasionan muchos problemas a los administradores de sistemas, que ven como ya no tienen control alguno sobre sus máquinas. Ahora mismo el sistema se actualiza con todos los aciertos y fallos de esas actualizaciones, y eso ha ocasionado que muchas corporaciones, públicas y privadas, hayan optado por no cambiar. Y no puedo estar más de acuerdo con ellos.

Además, puede cambiar absolutamente cualquier cosa. La última idea brillante es parchear el sistema con lo que llaman “Creators Edition“, que en realidad sólo contiene algunas cosas inútiles como un editor 3D y poco más. Se llegó a amenazar con quitar el Paint del sistema, y he visto literalmente a personas echarse las manos a la cabeza al oír eso. Puede parecer estúpido, pero millones de personas en el mundo usan esa pequeña e insidiosa herramienta, al igual que el Bloc de notas y una serie de programas más que por muy extraño que parezca, son de las más usadas del mundo (qué decir del Buscaminas…). Ya han tenido que echarse atrás en varios anuncios de cambios, y me temo que lo van a seguir haciendo…

El sistema de seguridad incorporado en Windows 10, además de intrusivo, es imposible de quitar de memoria a no ser que hagas un montón de apaños técnicos que hacen sudar al más pintado… El asunto es que es un sistema impuesto sí o sí y que se activa cuando quiere, independientemente de que tengas otros antivirus instalados. Así, tienes dos antivirus funcionando, consumiendo recursos y fastidiando. Se puede apagar, pero si no se desactiva del todo, vuelve a la vida cual zombi en el momento que le da la gana. Gracias, Microsoft, por tanto…

La cantidad de bobadas que se instalan por defecto en Windows 10 es apabullante. Y sin meternos en las noticias intrusivas, anuncios (sí, anuncios), llamadas constantes a que te instales Candy Crush Saga y demás lindezas, hacen que la experiencia de usuario sea un martirio a no ser que dediques bastante tiempo de tu vida a eliminar elementos del menú de inicio para acomodarlo a algo mínimamente funcional. Entiendo la lógica que siguen, pero ni la comparto ni la respeto. Están imponiendo a los usuarios funciones e informaciones que ni queremos ni pedimos. Si al menos simplemente sugirieran que están ahí, tendría un pase, pero no.

Y los arranques y apagados de infarto. Otro de mis favoritos. No sé vosotros, pero yo estoy cansando de ver pantallas azules eternas para apagar un ordenador que casi no ha hecho nada previamente. A esto hay que sumarle los fallos aleatorios reconociendo dispositivos USB entre otros problemas con el hardware reconocidos por la propia Microsoft (las configuraciones de impresora, directamente, son un cajón desastre y configuraciones previas ahora simplemente no funcionan). A pesar, como he indicado antes, de ser una versión parcheada de Windows 7. Curioso cuanto menos.

Se puede seguir, pero estos son algunos de los puntos que me parecen más relevantes para el usuario final. Eso sí, hay que reconocer que la instalación es más sencilla que le mecanismo de un cerrojo, aunque bueno, la de Windows 7 también lo es… Obviamente, como se puede deducir de todo lo anterior, mi recomendación si quieres seguir usando Windows es… En efecto, usar Windows 7. Ya no te digo de pasar te Linux o nuestro querido Mac, pero si eres fan de las ventanitas, Windows 10 no es la mejor elección. Nos van a querer hacer pasar a todos por el aro, pero como pasó con Windows XP, van a tardar lo suyo en conseguirlo… El problema es que si ya muchos usuarios caseros son reacios a las Windows en general, eso puede conseguir que muchos salgamos en estampida. ¿Recularán? ¿Seguirán adelante con todas las consecuencias? Les va a costar mucho eliminar a Windows 7 del mercado…

Anterior Hub USB-C de QacQoc, carga tu MacBook y conéctalo con tu iPad al mismo tiempo
Siguiente Wallpaper de la semana #194: Winter is coming

Sin comentarios

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *