Los riesgos de utilizar cargadores no oficiales o certificados por Apple


A pesar de que todos los dispositivos de Apple traen, lógicamente, sus propios cargadores, es probable que terminemos necesitando algún cargador adicional. En el coche, en la oficina,… el uso intensivo de estos equipos y la escasa autonomía que pueden ofrecer en algunos casos hacen que sea conveniente disponer de algún accesorio adicional de carga.

Publicidad

El principal problema de estos accesorios es su precio. El adaptador de corriente USB de 12 W oficial de Apple (el mismo que viene en la caja del iPad) cuesta 19 €. Y a esto hay que sumar el coste del cable.

Eso hace que muchos usuarios terminen comprando un accesorio no oficial. La popularidad de los dispositivos de Apple permite encontrar en casi cualquier tienda (y no solo las especializadas en electrónica) cargadores para nuestros equipos a buen precio. El problema es que no siempre tienen la calidad necesaria. Y ése es un problema serio, tanto para nuestra seguridad como para la del dispositivo que estamos cargando.

En la web RightTo han hecho un estudio en el que se compara un cargador oficial de Apple con otro que, teniendo el mismo diseño externo, es muy diferente en el interior.

Una de las principales diferencias es el aislamiento de los componentes internos. En el caso del cargador de Apple, se llega incluso a poner un aislamiento adicional en los cables. En el cargador genérico los componentes están al aire, permitiendo que, en caso de fallo eléctrico o aumento de la temperatura, se extienda al resto de elementos internos. Por otro lado, la normativa de seguridad obliga a que haya una distancia mínima entre los lados de alto y bajo voltaje. Un punto que Apple cumple sobradamente y que no se contempla en el cargador genérico.

También es importante la cantidad de vatios que es capaz de suministrar. Mientras que el oficial cumple (e incluso supera ligeramente) el valor señalado en las especificaciones, el cargador genérico apenas llega a la mitad, lo que hace que sea necesario casi el doble de tiempo para cargar el equipo.

Como vemos, hay que tener cuidado con lo que compramos. Y más en este caso, con accesorios que copian el diseño del dispositivo oficial y lo único que pretenden es engañarnos haciéndonos pensar que, en realidad, estamos comprando uno auténtico. No merece la pena poner en riesgo nuestra seguridad o la de nuestros equipos por unos pocos euros de menos. Al final, lo barato puede terminar saliendo caro.

Vía: RightTo

Anterior iOS 8 podría ofrecer multitarea con dos aplicaciones en pantalla
Siguiente Coldplay estrena su nuevo disco en exclusiva en iTunes

3 Comentarios

  1. […] genéricos, hemos visto cómo es por dentro y los hemos comparado con el original de Apple. Hoy os contamos en iPaderos cómo identificar estos cargadores genéricos, a veces tan parecidos que son difíciles de identificar incluso si los ponemos al lado de uno […]

  2. […] Pero sobre todo es que no me convencen estos sistemas de carga inalámbrica por proximidad. Si tengo que dejar mi iPad o iPhone en una mesa, cerca de un enchufe ¿qué más me da que lo tenga con cable o sin él?. La verdadera revolución de la carga inalámbrica vendrá cuando se pueda hacer a varios metros. Lo que sería estupendo sería llegar a tu casa y que el móvil se cargara solo, sin sacarlo del bolsillo. Una especie de carga WiFi. Cuando lo inventen lo usaré, y me gastaré el dinero en ello. Mientras tanto prefiero seguir usando los cables, incluso aunque sean caros. […]

  3. […] El cable que vende esta fabricante de Honk Kong (también tienen una tienda en California) no está certificado por Apple. Y aunque yo uso una funda de 1€ (por cierto, buenísima) para mi iPhone, no os recomiendo usar cables ni cargadores no oficiales para vuestras máquinas. Es peligroso y no merece la pena el riesgo. […]

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *