iOS 8 sigue imparable su apertura a terceros y ahora facilita el acceso a su gran rival, Google Maps


Apple ha cambiado de estrategia. Si iOS 7 fue una revolución de la interfaz (bastante necesitada por cierto), iOS 8 será sin duda el primer sistema operativo al que podremos dejar de llamar cerrado. Como ya comentábamos hace un mes, Apple ha dado un importante giro de timón y ha decidido abrir su sistema a terceros, tras guardarlo celosamente durante todos estos años.

applemapsiOS8

Publicidad

Cuando hacemos una búsqueda en la app de Mapas de Apple (que por cierto es la que sale por defecto en muchas ocasiones, por ejemplo si usamos Siri) ahora nos aparecerá un botón en la interfaz que nos permite elegir qué app queremos que nos oriente hasta el punto de destino. Es decir, que han puesto una puerta bien grande para que podamos elegir Google Maps (o cualquier otra app de mapas) de una forma sencilla y rápida hasta una localización que hayamos encontrado con la app nativa de Apple.

Esto no quiere decir en absoluto que Apple haya dejado de apostar por su app de mapas, como demuestra el hecho de que esté implementando las correcciones de los usuarios en un día, el nuevo modo FlyOver o que haya dejado de usar Google Maps en la versión web de iCloud. Y es por eso que la noticia que hoy os contamos puede parecer menor, pero no lo es. Lo importante de esta modificación es que es otra gota más en el mismo vaso que nos indica que Apple ya no quiere seguir manteniendo su sistema cerrado y ajeno al resto del universo. Tras pasar años sin permitir que ni un solo detalle escapara a su férreo control, en poco más de un mes hemos visto como iOS 8 permite el uso de teclados de terceros, que las apps hablarán entre sí de forma autónoma gracias a las Extensiones, que el Touch ID estará a disposición de todos los desarrolladores y que la aplicación de Fotos podrá usar filtros y funciones de cualquier app.

No es algo puntual, ni son migajas para atraer a unos cuantos usuarios de Android. Estamos ante un cambio planificado y que se está ejecutando con la paciencia y meticulosidad propia que caracteriza a los de Cupertino. Apple está preparando el ataque a Android más agresivo desde que Steve Jobs declarara la «guerra termonuclear a Android». Ese ataque tiene dos frentes fundamentales: pantallas de mayor tamaño en el iPhone 6 y apertura en iOS a terceros. Si a esto le unimos que un porcentaje anormalmente alto de estadounidenses (alrededor de un 50%) se encontrarán sin compromiso de permanencia y en disposición de renovar su smartphone justo cuando se lance el iPhone 6 y que Samsung empieza a cojear en ventas, nos encontramos con todos los parámetros necesarios para esperar un boom en las ventas de iPhone. Otro motivo más por el que Google debería tener miedo.

Bien es cierto que mucho me estoy adelantando en mis predicciones, pero el tiempo me dará o quitará la razón… En unos meses lo comentaremos por aquí, ¿no?.

Vía: Cultofmac

Anterior Gameloft confirma que Modern Combat 5 llegará a la App Store el 24 de julio
Siguiente Apple publica el informe anual de responsabilidad medioambiental de 2014

2 Comentarios

  1. Juiy
    10 de julio, 2014
    Responder

    Buenisima noticia y han cabado su propia tumba para los mapas de apple que son lo peor

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *